Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bellreguard, a favor y en contra de la CV-60

«Me parece que vamos a hacer el ridículo», confiesa el alcalde ante la contradicción expuesta

La rotonda que enlaza la ronda de la N-332 y el Acceso Sur al Puerto, entre Gandia y Bellreguard, donde también terminaría la CV-60.                ximo ferri

La rotonda que enlaza la ronda de la N-332 y el Acceso Sur al Puerto, entre Gandia y Bellreguard, donde también terminaría la CV-60. ximo ferri

¿Se puede estar, al mismo tiempo, a favor y en contra de un proyecto? Visto lo visto, sí. Y el mejor ejemplo se da en el Ayuntamiento de Bellreguard, donde, en apenas un intervalo de veinte minutos, se aprobó primero una moción de rechazo a la prolongación de la autovía CV-60 en la comarca de la Safor y, después, otra que dice exactamente lo contrario.

La primera de las mociones exigía la retirada del proyecto que ha presentado la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y que ha generado un intenso debate en la comarca, especialmente en los municipios más afectados, que son Potries, Beniflà, Beniarjó, Almoines, la Font d’en Carròs, Rafelcofer, Bellreguard y Gandia.

La segunda no solo mostraba su apoyo a la obra, sino que consideraba que esa obra es «irrenunciable y necesaria» para la mejora de la conectividad en las vías de alta capacidad que discurren por la comarca de la Safor.

Hasta el alcalde de Bellreguard, Àlex Ruiz, expuso en el pleno su sorpresa por la contradicción que se iba a cometer en una institución que debe mantener planteamientos serios, como es el consistorio. «Me parece que vamos a hacer el ridículo», reconoció la primera autoridad municipal, sin que pudiera detener ese contrasentido.

El desaguisado político tiene su origen en el voto de los cuatro concejales del Partido Popular, grupo que está en la oposición. Porque primero se abstuvo en la moción, presentada por la Plataforma per l’Horta de la Safor, de rechazo al proyecto de la CV-60. Eso hizo que el texto se aprobara con los votos de Compromís, que también tiene cuatro concejales, y el rechazo del PSOE, que dispone de tres representantes en el consistorio.

La sorpresa es que, poco minutos después, los mismos concejales del PP dieron su apoyo a un texto alternativo, y absolutamente opuesto al primero, de defensa de la CV-60. Esa moción, a la que se sumó el PSOE, fue apoyada por estos dos grupos y rechazada por Compromís. El resultado, por lo tanto, fue que se aprobó por 7 votos frente a 4.

Hecho lo hecho, a la secretaria de la corporación le corresponde ahora remitir a la Conselleria de Política Territorial los textos con las dos posiciones del Ayuntamiento de Belleguard sobre la CV-60, una contraria a la otra.

Una obra «de otros tiempos»

Del debate que tuvo lugar en el pleno también se desprende un hecho políticamente relevante. Compromís opta por el rechazo al proyecto presentado por la Generalitat, incluso en un municipio que, al menos así lo señalan los estudios, se vería beneficiado porque la nueva autovía planteada contribuiría en buena medida a reducir el tráfico que ahora discurre por la N-332 a través del casco urbano de Bellreguard.

Juanjo Giner, portavoz de Compromís, adoptando la línea de rechazo frontal al proyecto, incluso alabó públicamente las acciones que, desde hace varias semanas, está impulsando la Plataforma per l’Horta de la Safor para presionar a las instituciones y movilizar a los ciudadanos para que se opongan a dicho proyecto.

Giner también dijo que esta carretera, que supondría la expropiación de unos 600.000 metros cuadrados, responde a un modelo de desarrollo «de otros tiempos» y que lo que ahora debe hacerse es apostar por el transporte público.

Además, el alcalde Àlex Ruiz, también de Compromís, advirtió que la prolongación de la CV-60, como está concebida, no puede optar a financiación de los fondos Next Generation de la Unión Europea porque no responde a un modelo de crecimiento sostenible.

Compromís de la Safor anunció que, dentro del periodo de alegaciones que concluye a finales de agosto presentará un trazado alternativo para conectar la CV-60 en el sur de la Safor descartando el plan que ha anunciado la Generalitat.

Compartir el artículo

stats