Sillas, tumbonas y elementos adaptados para que las personas con algún tipo de discapacidad puedan tomar el baño. Un fisioterapeuta que ayuda a los usuarios y un animador sociocultural para facilitar las actividades. Todo abierto los 7 días de la semana, hasta el 15 de septiembre, en la playa de Gandia. Es el punto de baño accesible que la Cruz Roja, la Fundación AXA y el Ayuntamiento de Gandia han impulsado este año y que es uno de los ocho abiertos en toda España. El de Gandia atiende a entre 40 y 50 personas al día.

La concejala de Bienestar Social, Inma Rodríguez, la de Sanidad, Liduvina Gil, el presidente Local de Cruz Roja Gandia, Toni Martí, y la gerente de la Fundación AXA, Maria José Ballestero, visitaron ayer ese servicio que sitúa a Gandia a la vanguardia en la atención a personas con alguna discapacidad. Además, la Cruz Roja mantiene abiertos otros tres puntos a lo largo de la playa para atender a quienes requieren de ayuda para tomar un baño.

La concejala Rodríguez agradeció ayer la colaboración de AXA y de Cruz Roja para firmar este convenio que espera que dure muchos años, porque «las personas con necesidades especiales también necesitan disfrutar de la playa con todos los servicios a su disposición».

Toni Martí, por su parte, indicó que la instalación comienza con un parking reservado para las personas con movilidad reducida y que cuenta con la asistencia del personal de Cruz Roja y material técnico facilitado por AXA, «una labor social que ayuda a Cruz Roja a cumplir el reto de estar cada vez más cerca de las personas y de ser mejores».

Ballestero destacó la colaboración pública-privada para poner en marcha «un proyecto inclusivo tan importante y tan necesario.