Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las playas soportan el toque de queda

Los hoteles de Gandia «funcionan bien», según señala la patronal

La arena de la playa de Gandia, 
en una imagen reciente.
natxo francés

La arena de la playa de Gandia, en una imagen reciente. natxo francés

Las restricciones nocturnas marcadas por el toque de queda que está vigente en los municipios de Gandia, Oliva, Tavernes de la Valldigna y Xeraco, todos ellos con playa, no han provocado el desastre en el turismo que algunos presagiaban. Lejos de eso, y pese a que este vuelve a ser un verano atípico, los locales comerciales pueden mantener la actividad, que es especialmente importante en fin de semana.

El secreto se sitúa en la fortaleza del turismo nacional, que es muy mayoritario en los municipios de la Safor y que, pese a las restricciones generadas por la pandemia del covid, se ha animado a llenar los destinos de playa

Así, según la patronal hotelera valenciana, Hosbec, en la mayoría de municipios costeros y turísticos no se ha producido un porcentaje significativo de cancelaciones en las reservas hoteleras realizadas por españoles.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, explica que «el mercado nacional está viniendo» y no se ve excesivamente afectado por el toque de queda por tratarse de un turismo familiar que entre la 1 de la noche y las 6 de la mañana, cuando rige el toque de queda, ya está en sus habitaciones.

Destinos turísticos como Gandía, Dénia, Peñíscola o Calp, que siempre han tenido un alto grado de fidelidad del mercado nacional, «están funcionando bien», según Mayor, por lo que el sector está «francamente contento» dentro de los porcentajes que representa el mercado procedente del resto de España en el volumen total del turismo. «Nos falta el turismo extranjero, pero no viene y con eso ya contamos, pero la parte nacional está funcionando bien, también los restaurantes y los parques temáticos», añade Mayor. «Quien tenía reservado ha venido», ha recalcado antes de apuntar que «los españoles están redescubriendo España otra vez estas vacaciones».

Mayor sí admite que el sector más afectado por las restricciones nocturnas es el turismo joven, que generalmente viaja en grupos de amigos y que optan mayoritariamente por el alquiler de apartamentos turísticos.

Consecuencia de ello, también son los establecimientos de ocio joven, como pubs y discotecas, el que sufrirá más intensamente el toque de queda que, al menos, estará vigente hasta el 15 de agosto. En el otro lado de la balanza, bares y restaurantes están sorteando con más éxito este segundo verano del covid.

Compartir el artículo

stats