Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia crea una comisión para recaudar 12 millones en la venta de patrimonio

Salvador Gregori preside un órgano que se reunirá en septiembre y que también podría decidir sobre la adquisición de solares o edificios

El polígono de Sanxo Llop, en una imagen de hace varios años, donde el ayuntamiento tiene solares.  levante-emv

El polígono de Sanxo Llop, en una imagen de hace varios años, donde el ayuntamiento tiene solares. levante-emv

A nadie le llega de nuevo que el Gobierno de Gandia, que gestiona una de las ciudades más endeudadas de España, tiene que hacer malabarismos fiscales para poder cuadrar sus cuentas manteniendo los servicios esenciales y cumpliendo con la obligación de devolver, año a año, el dinero que adeuda a los bancos.

Por eso en el presupuesto municipal de 2021, aprobado el pasado mes de marzo, incluyó como ingresos una partida de 12,2 millones de euros que obtendría con la venta de inmuebles de titularidad municipal. Solo así los números cuadraban y el Ministerio de Hacienda dio su visto bueno a las cuentas, dado su papel «controlador» por estar Gandia sometida a un Plan de Ajuste Económico que se prolongará, al menos, hasta el año 2044. Lo que faltaba saber es qué inmuebles municipales van a venderse, o al menos intentarlo, para obtener el dinero previsto.

Esa cuestión tiene su importancia, y de ahí que el alcalde, José Manuel Prieto, haya creado una comisión municipal que se va a poner a trabajar inmediatamente en la «regularización y actualización» de edificios o solares que puedan salir a pública subasta para ingresar dinero.

Según ha podido saber este periódico, el alcalde ha decidido que la comisión esté presidida por el concejal de Economía y Hacienda, Salvador Gregori, y en la misma también está, como representante político, el vicealcalde y líder de Compromís Més Gandia Unida, Josep Alandete. El resto, hasta seis personas más, son técnicos y asesores del ayuntamiento.

Salvador Gregori ha confirmado a este periódico que convocará la primera reunión en septiembre porque el asunto urge y conviene avanzar en este proceso. El concejal de Economía y Hacienda explica, además, que no solo se trata de recaudar dinero para poder complementar los ingresos en el presupuesto municipal, sino que esta comisión tiene un carácter estratégico y que incluso no se descarta que, al final, se produzcan tanto enajenaciones de patrimonio municipal como la adquisición de inmuebles que el ayuntamiento pueda considerar necesarios para llevar a cabo proyectos pendientes.

Se sabe, porque así lo anunciaron en campaña electoral la exalcaldesa Diana Morant y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que el Consell se quedaría con el antiguo edificio de Correos, situado en la plaza del Rei Jaume I, que se rehabilitaría, posiblemente mediante un convenio con la Universitat de València, para usos educativos y culturales.

Pero también se sabe que el ayuntamiento tiene algún que otro «tesoro», en forma de grandes parcelas, en el polígono de Sanxo Llop, donde se encuentra el hospital comarcal, y que ese suelo puede tener mucho interés para empresas que se quieran implantar. De hecho, ya hubo una, Conforama, que negoció con el ayuntamiento la adquisición para abrir una gran nave de venta de muebles. Ahora el Gobierno local apuesta por aprovechar esas parcelas para impulsar el «cluster» sociosanitario en ese polígono, de manera que podría condicionar la venta del suelo de su propiedad a determinados usos.

A partir de septiembre esa comisión técnica elaborará el listado de todo lo «vendible» por parte del ayuntamiento, pero Salvador Gregori recuerda que, además de cumplir con el objetivo de ingresar dinero, nadie olvidará que también resulta importante actuar de forma que se busque el mayor beneficio para la ciudad.

Compartir el artículo

stats