Irene Garí Gilabert, la jugadora profesional de baloncesto natural de Oliva, ha ejercido de delegada de la selección española femenina U18, que tan brillante papel ha realizado en el FIBA Challenger U18 de Heraklion (Grecia) con un segundo puesto y cuatro victorias en cinco partidos. Las de Bernat Canut derrotaron durante la semana a Israel, Eslovaquia, Polonia y Grecia y el pasado domingo cayeron ante Francia por 53-61.

El cometido de Irene Garí ha sido el de delegada de equipo, al que ha aportado su experiencia a las jóvenes promesas nacionales como jugadora de la élite profesional, pero también el conocimiento de los idiomas para manejarse campeonatos o torneos de gran nivel, en este caso continental, porque ella ya formó parte de las selecciones nacionales de categorías inferiores cuanto tenía la edad. La expedición española llegó ayer mismo a Madrid, tras su participación en este torneo internacional europeo.