Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Media Safor, inmunizada

Durante esta semana se vacunarán primeras a vecinos y vecinas de entre 23 y 27 años y segundas a mayores de 38

Vacunación masiva en el pabellón de Bellreguard

Han pasado ocho meses desde que se iniciara el proceso de vacunación en la Safor. Un 29 de diciembre, uno de esos días que hay entre las fiestas de Navidad y Nochevieja, una mujer de 97 años se convertía en la primera vecina de la comarca, usuaria de la residencia San Carles de Daimús, en recibir el fármaco, en este caso de Pfizer. Era la primera dosis de las muchas más que han llegado después, en un proceso de vacunación que ha recibido la aprobación general de la ciudadanía y que se ha llevado a cabo de manera continuada con los únicos paréntesis de fines de semana y festivos. Arrancó poco a poco, con un goteo de dosis al principio que no permitía avanzar al ritmo que las autoridades sanitarias hubieran querido. Pero cuando cogió velocidad de crucero, a partir del segundo trimestre del año, el proceso permitió rápidamente abarcar a amplios grupos poblacionales.

Desde ese histórico día, más de 89.000 vecinos y vecinas de la comarca de la Safor han recibido la pauta completa de las vacunas. Eso se traduce en personas totalmente inmunizadas contra el coronavirus con todos los fármacos que actualmente se están administrando.

En porcentaje, la cifra supone que la vacunación contra la covid ha llegado ya a la mitad de la población. Ese 50% acerca el objetivo de que el 70% la población de los municipios de la Safor esté completamente inmunizada el próximo mes de septiembre y, por tanto, se establezca de forma oficial que la comarca ha llegado a la situación conocida como «inmunidad de rebaño», que es un límite a partir del cual se tomarían una serie de decisiones respecto a las restricciones de seguridad.

Como ya se viene registrando desde hace unas semanas, esta situación simbólica de la mitad de población inmunizada llega justo al mismo tiempo en que los contagios están disparados y con prácticamente todos los municipios en situación de riesgo extremo. En las dos últimas actualizaciones, los indicativos han mejorado y eso permite ser optimista de cara a las próximas semanas. Hoy se actualizan de nuevo los datos, lo que permitirá saber si se consolida la tendencia a la baja o si, en cambio, vuelve a aumentar.

Al margen de las más de 89.000 personas que ya tienen la pauta completa, hay más de 120.000 personas que han recibido al menos una de las dos dosis.

A saber, en este momento se dan por completamente inmunizados los grupos de edad que van desde los 50 en adelante, mientras que el grupo de mayores de 45 también ha recibido en un altísimo porcentaje las dos dosis. Durante esta semana se están inoculando segundas dosis a personas mayores de 38 años, como informaba el pasado viernes el centro de salud pública de Gandia.

Los jóvenes ya se vacunan

La semana pasada, además, arrancaba la vacunación del grupo de veinteañeros. De hecho, entre ayer y el próximo viernes se pinchará a jóvenes que tienen entre 27 y 23 años, por lo que la inmunización de este grupo también avanza a buen ritmo.

Cabe recordar que mientras se va llamando a vacunas a los respectivos grupos, Sanitat también realiza «repescas», es decir, que vuelve a llamar a personas que no se vacunaron en el momento en el que les correspondía y les da una nueva oportunidad de hacerlo.

Para esta misma semana están citadas 9.220 personas. En todos los casos recibirán las vacunas elaboradas por Pfizer y Moderna, ya que, por el momento, la población que debía recibir AstraZeneca ya está en su mayoría vacunada.

Durante la pasada semana pasaron por los seis puntos de vacunación masiva de la comarca un total de 7.331 personas, lo que supone un 80% del total de los que estaban citados por parte de la Conselleria de Sanitat, un porcentaje bastante inferior del de la anterior cuando se alcanzó el 97%.

Cabe recordar que desde el pasado mes de mayo funcionan a pleno rendimiento puntos de vacunación en el Museu Faller de Gandia, el Grau, Oliva, Tavernes de la Valldigna, Bellreguard y Ador, que se han mantenido abiertos desde que se decidió su puesta en marcha.

Durante las primeras semanas de vacunación masiva se centralizaron todos los pinchazos en el Museu Faller por una cuestión de cantidad de dosis recibidas.

En las últimas semanas, más de 70% de los contagios que se registraban eran de personas que tenían menos de 30 años, como informaban desde el centro de salud pública de Gandia.

El hospital Francesc de Borja se reajusta

Aunque en las últimas actualizaciones, los datos dan las primeras muestras de empezar a relajarse, los ingresos hospitalarios por covid se siguen manteniendo en los niveles en los que acababa la pasada semana. Además, el aumento de ingresos en otros puntos hace temer que en la comarca de la Safor pudiera ocurrir lo mismo. Por eso, durante el pasado fin de semana, la dirección del centro ubicado en el polígono Sanxo Llop tomaron una serie de decisiones para reajustar el servicio en caso de que fuera necesario atender a más pacientes covid.

Así, en estos momentos, como informaban desde el centro, hay en funcionamiento una planta y media de hospitalización destinadas a pacientes Covid. En estos momentos hay 24 personas en planta, 16 en una y ocho en la otro, además de cuatro ingresados en UCI.

En el servicio de intensivos, la capacidad máxima para pacientes Covid en este departamento es de cinco camas, lo que significa que solo queda actualmente una libre. Ante esta situación, el centro suspendió la actividad quirúrgica en Cirugía Menor Ambulatoria para poder albergar pacientes de UCI no covid. Esta área no se ha llegado a ocupar y está previsto que se retome la actividad durante esta semana.

Así mismo, la planta de hospitalización de Traumatología se bloqueó durante el pasado fin de semana para reestructurar el personal de enfermería en otras plantas y servicios.

En consecuencia, los pacientes quirúrgicos (se incluyen los de la planta de Trauma) se dispusieron en las plantas de Pediatría y Maternidad, donde hay un máximo de 10 camas (en Pediatría) y 11 camas (en Maternidad) para ello.

Desde el centro de salud pública recuerdan la necesidad de seguir cumpliendo las normas sanitarias y que se deben cumplir una serie de instrucciones a la hora de acudir al hospital como que están prohibidas las visitas a personas ingresadas y que solo se permite un acompañante por paciente. En consultas externas y pruebas diagnósticas no se permiten acompañantes, excepto para pacientes pediátricos y dependientes.

Compartir el artículo

stats