Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia tiene 4 millones para modernizar calles y 250 viviendas de Corea

La ciudad recibe una nueva ayuda ARRUR que se centrará en el entorno de la estación y la calle Perú y los edificios de más de 50 años

Las casas de los ferroviarios son de las más antiguas de Corea. | ÀLEX OLTRA

Las casas de los ferroviarios son de las más antiguas de Corea. | ÀLEX OLTRA

El Ayuntamiento de Gandia dispondrá de cuatro millones de euros para invertirlos en la regeneración urbana del distrito de Corea. El proyecto de modernización de uno de los barrios más poblados de la capital de la comarca de la Safor incluye actuaciones en espacios públicos pero también en viviendas privadas.

Y todo este torrente de actuaciones se enmarcará dentro del proyecto de Áreas de regeneración y Renovación Urbana (ARRUR) de Corea, concedido por la Generalitat a través de la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática que dirige Rubén Garcia Dalmau.

Las obras se centrarán principalmente en dos ejes. Por una parte las que se lleven a cabo en elementos públicos, que afectarán a 5.400 metros cuadrados repartidos en las calles Perú, Calderón de la Barca y el parque de l’Estació. Esta actuación se centrará tanto en la reurbanización de espacios ya existentes como en la creación de nuevos. La intervención consistirá en la repavimentación, renovación de aceras, cambio de mobiliario urbano, arbolado, creación de zonas verdes, etc.

De hecho, en los próximos días iba a empezar una actuación del Pla de Vials en la zona, que ahora ha quedado paralizado al conocerse la concesión de esta ayuda, por lo que se podrán aprovechar los recursos del plan para actuar en otras zonas de la ciudad.

El segundo eje del proyecto del ARRUR de Corea afecta a las viviendas, en especial a las conocidas como Cases dels Ferroviaris.

En principio, según el proyecto, se actuará en un total de 250 viviendas repartidas por toda la barriada, entre las que se encuentran estos inmuebles construidos entre los años 1945 y 1960 y que albergan a un total de 333 vecinos y vecinas.

Las intervenciones en las viviendas privadas están dirigidas a la mejora de la accesibilidad, con la instalación de ascensores como principal actuación, o la de la eficiencia energética, entre otras.

En este caso, a las ayudas que los propietarios y propietarias reciben de las administraciones públicas se suma la aportación que deben hacer los propios moradores. De hecho, la presentación del proyecto ya debe incluir una memoria de aquellas comunidades que han decidido entrar a formar parte del proyecto ARRUR.

La ciudad de Gandia recibirá un total de 2.596.110. Esta cantidad se divide en los 1.833.610 euros que aportará el Ministerio y los 762.500 euros de la Generalitat. A estas se suman otros 583.050 euros que aportará el Ayuntamiento de Gandia y los 865.000 que sufragarán los vecinos que se vean beneficiados de los procesos de rehabilitación en sus viviendas y comunidades de propietarios.

La ayuda concedida al proyecto presentado por el ejecutivo municipal es la más cuantiosa, ya que representa el 37% de los 7 millones otorgados en esta edición. Con este son cuatro los ARRUR concedidos en Gandia con el que se convierte en la única ciudad de la Comunidad Valenciana tantas iniciativas de este tipo en marcha.

«Hemos trabajado mucho junto con los vecinos, comunidades de propietarios, administradores de fincas, arquitectos y arquitectos técnicos para preparar esta candidatura que no sólo actúa en las calles sino que se centra en el interior de las viviendas», señalaba el alcalde, José Manuel Prieto, ayer durante la presentación del proyecto.

El conseller Dalmau, por su parte, apuntaba que gracias a este ARRUR, «vamos a mejorar la vida de gente que vive en el barrio de Corea» y aseguró que es «momento de felicitarnos y empezar a trabajar para que avancen los trabajos». El conseller recordaba que es el cuarto ARRUR que recibe Gandia, junto con el del Raval, Beniopa-El·líptica y Simancas.

La decisión de priorizar una zona se ha tomado en función del nivel de vulnerabilidad, de acuerdo con el Visor de Espacios Urbanos Sensibles de la Comunidad Valenciana (VES). También se ha valorado la protección del patrimonio cultural y la existencia de deficiencias en el entorno urbano y los edificios.

Josep Alandete destacó la importancia de la regeneración urbana como elementos que compactan las ciudades y «ayudan a favorecer la cohesión social. Para este gobierno todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y por eso actuamos en todas las barriadas». «Si algo nos ha enseñado la pandemia, es la importancia del espacio que supone la vivienda y la importancia de disponer de espacios comunes para compart», añadía.

Por su parte, Amparo Victoria mostró su satisfacción por la importante inyección económica que supondrá para la ciudad y la mejora de la calidad de vida de los vecinos de Corea, mientras que Inma Rodríguez destacó que «ahora tenemos que centrar todos los esfuerzos en que el proyecto esté terminado en tiempo y forma».

Compartir el artículo

stats