Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El colectivo LGTBI denuncia un caso de acoso homófobo en la Safor

En las últimas semanas son muchos los ataques al colectivo LGTBI que han salido a la luz

El Col·lectiu de Lesbianes, Gais, Bisxexuals i Transsexuals (LGBT) -CLGS de la comarca de la Safor hizo ayer público un caso de acoso homófobo. La persona afectada, que ha preferido mantenerse en el anonimato, denuncia constantes llamadas a su teléfono móvil por parte de personas que no se identifican y que le espetan frases como «maricón de mierda», además de realizarle otros comentarios a modo de burla por su condición sexual.

Según ha podido saber este periodico, las llamadas, a través de una número de teléfono escondido, se producen desde finales del año pasado y, en muchos casos, a horas intempestivas. Aunque durante un tiempo la persona estuvo sin recibir ninguna llamada, hace unos días se han vuelto a retomar, motivo por el cual ha decidido hacerlo público a través del colectivo LGTBI de la Safor y también denunciarlo ante la policía.

«En el último año, desde CLGS hemos conseguido darle visibilidad al colectivo LGTB, y es bastante probable que recibiendo nuevas amenazas», señalaban desde la propia entidad. «En demasiadas ocasiones la lgtbifobia es invisible porque los afectados prefieren evitar el conflicto y esconderse por miedo a la presión social o a la agresión», señalaba Ximo López, coordinador de CLGS.

En las últimas semanas son muchos los ataques al colectivo LGTBI que han salido a la luz. En la comarca de la Safor, de hecho, hace unos días se conocía la orden de alejamiento impuesta por la justica a una persona agredió e increpó con expresiones homófbas al trabajador de un bar de Beniarjó.

«La lgtbifobia aún existe, mata, intimida, agrede, deja sin casa o precariza vidas. Por suerte hemos avanzado mucho, pero lamentablemente aún nos queda mucho por conseguir», señalaba Ximo López.

Compartir el artículo

stats