Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los municipios de la Safor miman a la tortuga boba

Xeraco y Oliva continúan con sus campañas para la comunicación y detección de nidos de tortuga en sus playas

Actividad de concienciación sobre la tortuga en la playa de Xeraco. | LEVANTE-EMV

Actividad de concienciación sobre la tortuga en la playa de Xeraco. | LEVANTE-EMV

El Ayuntamiento de Oliva y el Ayuntamiento de Xeraco mantienen los esfuerzos para proteger y localizar los posibles nidos de tortugas caretta caretta, conocidas como tortuga boba, en sus playas. Por ello, a lo largo del verano han puesto en marcha campañas para que los usuarios de sus playas reconozcan los nidos y crías de esta especie y, de ese modo, eviten causarles daños. En esta época es cuando eclosionan los huevos y resulta claves conocer algunos aspectos para mimar a esta especie protegida.

Las campañas a las que se han adherido los dos municipios se han llevado a cabo por la Universitat de València, la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana y la ONG Xaloc.

El Ayuntamiento de Xeraco se adherió, el pasado mes de abril, a la campaña «Alerta Tortuga». Desde el organismo local se ha difundido entre la población y los servicios municipales los pasos a seguir si se produce un avestamiento de un posible rasto de tortuga. La recomendación, aseguran, es evitar acercarse y pisarlo y avisar al 112.

«En el caso de encontrarnos con una tortuga, además de comunicarlo al teléfono de emergencias, se recomienda evitar que nos vea, no deslumbrarla con flash y mantenerse alejado al menos 20 metros ya que las tortugas bobas se muestran especialmente sensibles a este tipo de molestias», añadieron.

Desde el Ayuntamiento de Oliva también comparten estas recomendaciones en la segunda fase de la campaña «Tortugas en el Mediterránio». Para ello se han colocado carteles por el municipio con la información necesaria para saber como actuar si los ciudadanos ven una tortuga.

Esta segunda fase destaca la protección de las tortugas recién nacidas y la protección extrema de los posibles nidos en este mes del año en el que se poduce la eclosión de los huevos.De hecho la temporada de recién nacidos puede prolongarse, según los expertos, hasta los primeros días del mes de octubre.

María Josep Llorens, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Oliva, aseguró ayer, en una conversación con Levante-EMV, que «relanzamos esta campaña para que la gente que acude cotidianamente a la playa si ve una tortuga sepa como actuar. Lo más importante es que desde los servicios de emergencias pueden recoger la mayor cantidad de información posible sobre la tortuga, por eso se centraliza todo la actividad en el 112»

La edila también destacó la defensa de la biodiversidad que se esta llevando a cabo por parte del ayuntamiento. «Tenemos que conseguir que las playas con una calidad de arena tan alta, como es el caso de Oliva, sean sitios seguros para la biodiversidad, en este caso para las tortugas».

En este municipio también se han llevado a cabo otras actividades de concienciación sobre la importancia de la flora y la fauna.

Tanto en Oliva como en Xeraco se ha trasmitido esta información, sobre todo,al personal de limpieza y vigilancia de playas, Protección Civil, oficinas de turismo y a la policía local, puesto que ellos son los que acuden a las playas durante las primeras horas de la mañana.

Compartir el artículo

stats