El Ayuntamiento de Xeraco ya puede decir que la inversión en cámaras de seguridad en el cementerio municipal está justificada. Solo unos días después de instalar el sistema de vigilancia, la Policía Local ha arrestado a una persona que accedió al camposanto y que fue precisamente captada por las cámaras.

El ayuntamiento ha difundido las imágenes donde se ve a un hombre, al que ha difuminado la cara para preservar su identidad, intentando acceder al camposanto. El consistorio tomó la determinación de instalar las cámaras después de que lo pidieran los propios vecinos, que se quejaban de los actos vandálicos y robos que sufrían en los nichos de sus familiares.

El resultado no ha podido ser más positivo, por ello el ayuntamiento ya está estudiando instalar estos sistemas de vigilancia en otros puntos de la localidad.