Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alternativa de Compromís a la CV-60 son 4 conexiones a las actuales carreteras

La idea es aprovechar las carreteras de Gandia a Villalonga y a Palma con dos enlaces a la autopista en Rafelcofer y el Real

Assumpta Domínguez, en el atril de la plaza Major de Gandia, explica la alternativa de Compromís a la CV-60 ante dirigentes de su partido. | LEVANTE-EMV

La propuesta que Compromís anunció como alternativa al proyecto de la Generalitat Valenciana para prolongar la autovía CV-60 entre Palma de Gandia y Gandia no es ninguna sorpresa. De hecho, consiste en aprovechar las dos carreteras ya existentes, una entre Gandia y Palma de Gandia pasando por el Real, y otra de Gandia a Villalonga, para conectarlas en cuatro puntos con la autopista AP-7 y con la ronda de circunvalación de la N-332. A cambio, obviamente, se evitaría ocupar unos 600.000 metros cuadrados se suelo para ejecutar la nueva carretera, de cuatro carriles, proyectada por la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad.

Groso modo, lo que ayer anunció Compromís en un acto que tuvo lugar en la plaza Major de Gandia es que la CV-60, llegando desde Palma de Gandia, siga por la actual carretera de Villalonga hacia la rotonda situada entre Beniflà y Beniarjó. En ese punto los vehículos podrían virar hacia la Font d’en Carròs y Rafelcofer y, a la altura del puente que salva la AP-7, construir la primera gran conexión.

Regresando a la ruta hacia Gandia, otro enlace con la AP-7 se realizaría en el lugar donde la carretera de Villalonga salva la autopista con un puente entre Beniarjó y Almoines. Y, finalmente, se plantea la construcción de una rotonda con la ronda de la N-332, a la altura del cementerio municipal de Gandia.

Ya en la otra carretera, desde Palma de Gandia a Gandia se propone construir una conexión a la AP-7 a la altura del término del Real, justo donde se encuentran dos gasolineras y la factoría de Queserías Cuquerella.

Juan Ponce, Àgueda Micó, Jacinta Rubio y Assumpta Domínguez se encargaron de presentar la que ya es alternativa oficial de esta formación política a la propuesta que ha planteado la conselleria que dirige el socialista Arcadi España. Alcaldes y concejales de Compromís acudieron al acto.

Desde el punto de vista político el acto de ayer tiene mucha relevancia. Compromís, uno de los partidos que sustenta el Consell de la Generalitat, solicita a su socio, el PSPV-PSOE, que retire el proyecto presentado para prolongar la CV-60 y acepte esta idea que, según señalaron ayer en la plaza Major de Gandia, es «más sostenible» y acorde con los criterios que ahora fija la Unión Europea.

A falta de analizar cuestiones técnicas y de si es más o menos viable la alternativa planteada, el debate en el seno del Consell de la Generalitat está servido. Porque la prolongación de la CV-60 que ahora está en exposición pública también ha sido rechazada por Podem, el tercer partido que integra el Gobierno de Ximo Puig.

Minimizar posibles molestias

Assumpta Domínguez detalló ayer que, además de las conexiones citadas para no construir la «nueva» CV-60, la alternativa de Compromís contempla otra actuaciones, entre ellas el impulso del ferrocarril, mejoras en carreteras para agilizar el tráfico, barreras acústicas allí donde el ruido pueda causar molestias o la aplicación de un asfalto de última generación para minimizar esas vibraciones.

Porque, efectivamente, lo más «delicado» de la propuesta presentada ayer son posibles molestias en Beniflà, Beniarjó y Almoines, los tres cascos urbanos atravesados por una de las dos carreteras que, previsiblemente, vería incrementado el tráfico con las conexiones entre la CV-60, la N-332 y la AP-7.

Compartir el artículo

stats