Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un ‘revival’ de la Edad Media inundará el Festival de la Valldigna

La cita cultural será pionera y única en su especie, al destinarse al público infantil y familiar

Una actuación en la primera edición del Festival. | LEVANTE-EMV

Simat de la Valldigna acogerá del 10 al 12 de septiembre la segunda edición del Festival Internacional Medieval para público infantil y familiar de Europa (FIMIF), que ofrece este año un ‘revival’ tras brindar títeres o talleres de reconstrucción patrimonial y de construcción de instrumentos en su primera edición.

«Pionero y único en su especie», es el primer festival multidisciplinar dedicado a conocer la gastronomía, arte, literatura, teatro e historia de una época que dura mil años y está de plena actualidad gracias a la proliferación de series ambientadas en estos tiempos.

Las actividades, de carácter gratuito, requieren de reserva previa y se llevan a cabo en un enclave tan «impactante» como el Monasterio de Santa María de la Valldigna. El segundo FIMIF coincide con la vuelta al cole y su cartel incluye artistas tanto de la Comunitat Valenciana como del resto del país y de fuera de las fronteras.

El festival coincidirá este año con otra importante cita, la del primer curso internacional presencial de música medieval, que contará con profesores llegados desde Suiza, Alemania, Francia y España para impartir sus asignaturas como la de vientos de lengüeta doble, organetto u órgano portativo, zanfoña, percusión y voz.Las inscripciones ya están abiertas, con entrada libre y gratuita, plazas limitadas y reserva previa.

Para Mara Aranda, directora del Centro Internacional de Música Medieval (CIMM de la Valldigna), intérprete durante más de 30 años de repertorios históricos, con estas actuaciones se generan experiencias que despiertan la curiosidad, generan simpatía y empatía y estimulan «esa percepción de la realidad más completa y plena, llevando al individuo a desarrollarse exponencialmente».

El pasado curso, el CIMM contó con medio millar de alumnos en clases de arpa, canto medieval, vientos de lengüeta doble, zanfona, sinfonía y organistrum o canto gregoriano. La matriculación se duplicó, con un 46% de matrículas extranjeras frente al 54% nacionales, tras lo que ahora está en vías de establecer convenios con las principales universidades y centros en Europa y Latinoamérica. «Aunque la vocación del centro es internacional, seguimos con el firme propósito de que sea un vehículo de formación para todos los valencianos que están demostrando día a día un interés mayor en la música medieval, sabiendo que sus instrumentos tradicionales, como la dulzaina, vienen de instrumentos musicales medievales y es posible interpretar estas músicas», remarca la directora.

Compartir el artículo

stats