Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cajeros para evitar la despoblación llegan a seis municipios de la Safor

El servicio impulsado por la Generalitat se implantará en Almoines, Benirredrà, Guardamar, Llocnou de Sant Jeroni, Palmera y el Real

El Ayuntamiento de Llocnou de Sant Jeroni. | LEVANTE-EMV

Una de las grandes trabas de las pequeñas localidades, desde que estallará la crisis, es la falta de entidades bancarias y cajeros automáticos en sus calles.

Los ciudadanos de estos municipios se ven obligados a desplazarse a otras ciudades o a realizar todas sus gestiones por internet, generando problemas, especialmente en la gente mayor.

Por este motivo, desde la Agenda Valenciana Antidespoblament (Avant) de la Generalitat trabajan para traer de vuelta los cajeros a los municipios.

En el caso de la comarca de la Safor, más de la mitad de los municipios no cuentan con ningún tipo de servicio bancario, aunque seis de ellos están de enhorabuena y los recuperarán en breve.

De los 135 cajeros automáticos de la entidad bancaria Caixa Bank que se instalarán gracias a una subvención de Avant, Almoines, Benirredrà, Guardamar de la Safor, Llocnou de Sant Jeroni, Palmera y en el Real de Gandia, tendrán uno.

En el caso de Llocnou de Sant Jeroni, su alcalde, Ricard Igualde, ha celebrado la noticia de la adjudicación asegurando en este diario que «el pueblo lleva más de ocho años sin cajero automático», y que el cambio será «importante», para sus poco más de 500 habitantes. «Nunca hemos pedido una gran oficina pero necesitábamos tener, al menos, un cajero», añadió.

El primer municipio valenciano que estrenará cajero será Vallibona, en la provincia de Castelló, y será antes de que finalice este verano. Sin embargo, para verlos en la Safor habrá que esperar un poco más. De hecho, Igualde estima que aún falta para que lleguen a esta comarca. «Ya nos han informado de que pronto se pondrán en contacto con nosotros para realizar los tramites pertinentes. No lo veremos para la semana que viene, pero probablemente en tres o cuatro meses».

Una estimación que se puede aplicar al resto de municipios de la Safor, porque el objetivo de Avant es «instalar los cajeros en un periodo máximo de 6 meses en aquellos lugares donde se cerraron las oficinas bancarias».

Los cajeros estarán instalados en edificios municipales. Además, las localidades serán las encargadas de acondicionar los lugares en los que se coloquen. En este sentido, el alcalde de Llocnou aseguró que tendrán que «adecuar el edificio en el que finalmente se instale y colocar, entre otros, las luces y las alarmas necesarias».

Compartir el artículo

stats