Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Fallas de Gandia extreman las medidas y se llevan los actos a la plaza del Tirant

Las mascletades serán en el parque de la Fira

Una despertà en las Fallas de Gandia de 2019, las últimas celebradas con normalidad. | LEVANTE-EMV

Las estrictas normas de seguridad impuestas por la Conselleria de Sanidad a las Fallas valencianas para que estas atípicas fiestas de septiembre no repercutan en un repunte de los contagios de covid ha llevado a la Federació de Falles de Gandia a modificar los actos en cuanto a su ubicación.

Así, y según se acordó en la última reunión celebrada por responsables de la Policía, la «Crida 2.0» que el miércoles pronunciarán las Falleras Mayores, Sandra Faus y Alba Ramón, así como la entrega de premios del viernes, se han trasladado a la plaza del Tirant lo Blanc, sobre el párking del Riu Serpis. El motivo es que la Casa de la Marquesa, lugar elegido inicialmente, no permite garantizar el distanciamiento interpersonal.

Eso sí, se mantiene la obligación de la inscripción previa y el recinto estará acordonado. Cada comisión, y también el resto de personas que, debidamente autorizadas, tengan que acceder al lugar, deberán facilitar su nombre previamente. Así, si se producen contagios será más sencillo comunicar a los asistentes que deben tomar medidas para no propagar el virus.

El traslado de estos dos actos de la Marquesa a la plaza del Tirant también ha generado otro cambio, en este caso para el disparo de las tres mascletades programadas. El espectáculo pirotécnico se mantiene para el viernes, sábado y domingo, siempre a las 14 horas, pero en el parque de Ausiàs March, donde se monta la Fira. Los asistentes, a quienes se ruega que eviten aglomeraciones, deberán encontrar un lugar alejado para contemplar el disparo, algo que facilitarán los amplios espacios que ofrecen visión al parque.

Los falleros y falleras gandienses tendrán que cumplir, como los de València, la obligación de llevar siempre puesta la mascarilla, tanto en lugares cerrados como cuando se esté en la calle. Pero es que, además, para la Ofrena a la Mare de Déu dels Desemparats, que se ha programado para la tarde del sábado, también quedará cerrada la plaza Major. Solo se podrá acceder a los locales comerciales y así evitar aglomeraciones. La recomendación general es que tanto en este desfile como en el que, el domingo, se hará durante la procesión de Sant Josep, los gandienses eviten agolparse en el recorrido y que los interesados se resignen a verlo todo por «streaming» o a través de la retransmisión televisiva que se ofrecerá en directo.

La Federació de Falles también mantiene para los días 3, 4 y 5 de septiembre las visitas de las falleras mayores a las distintas comisiones, agrupadas en tres zonas. Obviamente, no habrá verbenas, ni las organizadas por las comisiones ni la que contrata el ayuntamiento en estas jornadas, porque, entre otros aspectos, estas Fallas se celebran bajo el régimen de toque de queda y a la 1 de la madrugada hay obligación de estar en casa.

Pendientes del tiempo

A nivel de calle, estas Fallas para la historia arrancan mañana lunes, cuando los artistas de algunas comisiones comenzarán el montaje de los monumentos. Todo, eso sí, pendiente del tiempo, dado que ayer se anunciaba probabilidad de lluvia que se mantiene en los días siguientes.

Ocurra lo que ocurra, nadie duda de que mantener estas fiestas tiene el único objetivo de cerrar el inesperado y triste paréntesis que se abrió cuando, a punto de celebrar las Fallas de 2020, el Gobierno decretó el Estado de Alarma. Siguiendo el mejor espíritu de esta fiesta, de las cenizas de este septiembre arrancará el ciclo que, con la mayor normalidad posible, volverá a plantar fallas el próximo mes de marzo.

Cremà por turnos Las fallas mayores arderán entre las 22.30 y las 23.30

De acuerdo con las indicaciones de la Policía, los Bomberos y el equipo de Protección Civil de Gandia, el ayuntamiento y la Federació de Falles han anunciado que el domingo 4 de septiembre los monumentos infantiles se quemarán a las 20.30 horas, justo después de la procesión en honor a Sant Josep. Así se da tiempo para cenar y quemar los monumentos mayores. Eso se hará en dos turnos, el primero a las 22.30 horas y el segundo a las 23.30 para concluir antes de la 1 de la madrugada.

Compartir el artículo

stats