Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empieza la electrificación del Golfo de Tavernes tras años de gestiones

El cable suministrará el servicio desde el camino El Pla e irá soterrado al pasar por el casco urbano

Zona del Golfo donde ya se están llevando a cabo las obras. | LEVANTE-EMV

Tras años de espera, esta semana arrancaban las obras de electrificación del polígono industrial El Golfo de Tavernes. El proyecto supone un impulso para una zona que está llamada a ser, en un futuro no muy lejano, un polo de atracción de puestos de trabajo para el municipio, toda vez que la empresa Clave Dénia ha adquirido parcelas que suman una superficie de 47.000 metros cuadrados para instalar un centro logístico y Alpesa, otra mercanti lque ya está instalada allí ,también dispone de terrenos para ampliar sus instalaciones.

El inicio de estas obras pone punto y final a más de seis años de gestiones para que el polígono disponga del suministro de luz apropiado. El promotor del mismo acabó las obras pero no lo electrificó, lo que impedía que las empresas se pudieran instalar allí en condiciones.

Finalmente, tras años de gestiones con Iberdrola se presentó un proyecto que va desde la subestación ubicada en el camino de El Pla, justo enfrente del histórico molino del mismo nombre, hasta el polígono, que está situado a unos centenares de metros de la playa, justo donde se encuentra la estación de Renfe.

El principal problema era cómo llegaba el servicio hasta allí. El proyecto consiste en llevar la electricidad desde la subestación del Pla mediante un cable que recorrerá todo el término municipal de Tavernes, soterrado en una parte, área en otro tramo, atravesando las partidas El Pla, El Mançanet, El Tol·lo, L’Albelló, Tremuja y El Golfo. El proyecto supondrá una inversión próxima a los 320.000 euros. Así, tras todas las gestiones técnicas y administrativas, finalmente esta semana han arrancado las obras que no solo darán suministro eléctrico al polígono sino también al sector 6 de cara a su futuro desarrollo.

Compartir el artículo

stats