Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de Gandia pide medidas para ganar cotas de turismo

El Grupo Municipal se posiciona contra el proyecto de peatonalización de Sant Nicolau y la avenida de la Pau

Víctor Soler y Daniel Martí, en la rueda de prensa de ayer. | ÀLEX OLTRA

El Partido Popular de Gandia ha propuesto al Gobierno local cambios en la política turística para atraer a más visitantes y recuperar cotas de mercado de antes de la pandemia. El portavoz del Grupo Municipal, Víctor Soler, junto al concejal Dani Martí, señalaron ayer que los datos de ocupación hotelera y de empleo facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para este verano en Gandia «no son especialmente malos», pero criticaron que desde la concejalía de Turismo se quiera trasladar la idea de que la ciudad ha recuperado la actividad de antes de la pandemia. «Tenemos la mejor playa con el peor gobierno», sintetizó Víctor Soler en su comparecencia.

Tras ofrecer los datos del INE, con un descenso de la ocupación hotelera del 14% en este verano respecto al de 2019, los populares relataron una serie de propuestas que, en su opinión, vendrían a mejorar la calidad de la oferta turística local y, consiguientemente, atraerían a más visitantes para generar más actividad.

Entre las medidas, Soler y Martí pidieron eliminar el párking de pago del parque del Clot de la Mota, abrir inmediatamente y con programación continua el Auditorio Baladre como motor de actividades y generador para eventos y congresos, reinstaurar lo antes posible la playa can para que los usuarios con mascotas tengan un lugar donde ir, o establecer un calendario de eventos deportivos, culturales y el programa «Vívela» para activar la playa los fines de semana en temporada baja.

Además, el PP ya se ha posicionado claramente en contra de acentuar el grado de peatonalización que el Gobierno local ha anunciado mediante obras que se financiarían con los fondos Next Generation. Soler se refería al proyecto que eliminará el tráfico rodado en el entorno de la iglesia de Sant Nicolau y en la avenida de la Pau, que comunica el Grau y la Playa, que consideró «innecesario» y fruto de un «capricho ideológico». En vez de eso, el PP optaría por destinar el dinero para construir una pasarela de madera por la playa de l’Auir hasta Xeraco, convertir el marjal en «un auténtico parque natural nacional» y retomar la conexión marítima con Ibiza, perdida en 2019 y sin visos de recuperarse por falta de rentabilidad económica.

El PP también recordó al Gobierno local que Gandia tiene que apostar por el proyecto del «glámping» de la playa y por la prolongación de la autovía de la CV-60 desde Gandia a Palma de Gandia, proyectos que rechazan los concejales de Compromís Més Gandia Unida que integran el Gobierno local.

Compartir el artículo

stats