Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los «vacunódromos» de la Safor se despiden con 171.000 dosis inyectadas

El departamento de Salud ha contado con más de 80 profesionales para atender el proceso

A la izquierda, el polideportivo de Bellreguard, durante una jornada de vacunación y a la derecha una sanitaria inyecta la vacuna. | LEVANTE-EMV

Ha sido un proceso histórico. Desde el mismo momento en el que los contagios por el nuevo coronavirus en todo el mundo empezaron a ser masivos se tuvo claro que la única forma de frenarlo era conseguir una vacuna. El primer fármaco con eficacia probada estuvo listo en menos de doce meses, algo histórico si se tiene en cuenta que este suele ser un trabajo que se alarga varios años desde que se inicia la investigación hasta que sale al mercado.

El Museu Faller fue el primer punto de vacunación que abrió las puertas. | LEVANTE-EMV

Un 29 de diciembre, en vísperas de dejar atrás el aciago 2020 que será recordado históricamente como el año del confinamiento mundial, arrancaba la vacunación. En la comarca de la Safor lo hacía en una residencia de la tercera edad de Daimús.

Los «vacunódromos» de la Safor se despiden con 171.000 dosis inyectadas

Una vez encauzada la inmunización de la población más vulnerable y también de los y las profesionales de la sanidad arrancó, a principios de marzo, la vacunación masiva, en este caso con el profesorado de los centros de educación de todos los niveles.

Fue entonces cuando se ponía en marcha el primer vacunódromo de la comarca de la Safor, el Museu Faller, que ayer cerraba sus puertas con el objetivo cumplido de haber servido de sede para la inmunización de la población. El edificio, además, ha cumplido las expectativas y ha tenido una respuesta muy buena para una actividad que no tiene nada que ver con aquella para la que se concibió. En siete meses por allí han pasado 58.035 personas, tanto de Gandia como del resto de municipios de la comarca (durante las primeras semanas era el único punto de vacunación), a los que se les han administrado 87.581 dosis de la vacuna.

El alcalde de Gandia, José Manuel Prieto, visitó ayer el Museu junto a la concejala de Sanidad, Ludivina Gil, para agradecer el trabajo realizado durante estos meses por el personal sanitario.

Casi a finales de mayo abrían otros cinco «vacunódromos» en el Grau, Oliva, Tavernes de la Valldigna, Bellreguard y Ador para facilitar los pinchazos a la población sin desplazamientos.

A falta del de Ador, que finaliza su actividad el viernes, ayer se ponía punto y final de manera definitiva a la vacunación masiva en toda la Comunitat Valenciana. En la Safor, más de 102.000 personas han acudido en estos meses a la llamada de las autoridades sanitarias, una respuesta muy meritoria de la población. Entre todas ellas se han administrado más de 171.000 dosis de todos los fármacos aprobados por las agencias del medicamento: Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Janssen.

Estas cifras no necesariamente coinciden con población inmunizada de la Safor, cuyo último balance no ha hecho público el centro de salud pública. Hay que tener en cuenta que algunas personas se han vacunado en la comarca pero no son vecinos de la misma. Este ejemplo se produce especialmente entre los docentes, ya que algunos y algunas no están empadronados en ninguna localidad de la Safor pero trabajan en centro de las de comarca.

En lo que respecta al número de dosis, cabe tener en cuenta que el fármaco de Janssen es de un solo pinchazo y, además, que aquellas personas que han resultado contagiadas también reciben solo una.

«Un trabajo encomiable»

Más de 80 profesionales sanitarios entre enfermeras, técnicas auxiliares en enfermería, documentalistas, médicos y auxiliares administrativas han sido los encargados de llevar a cabo las jornadas de vacunación, con la colaboración de trabajadores municipales y miembros de Protección Civil de los diferentes municipios.

«El trabajo de los sanitarios ha sido encomiable desde el primer minuto, aportando cada uno de ellos no solo su profesionalidad, sino contribuyendo también a un excelente ambiente de trabajo que han sabido transmitir a la población», indicaban las directoras de Atención Primaria, Rosa Andrés y Cristina Altur.

Compartir el artículo

stats