La feria de atracciones se puso en marcha el pasado fin de semana en el recinto del parque Ausiàs March con una serie de novedades en cuanto a medidas de protección que nunca se habían implantado en Gandia. El espacio está totalmente cercado, excepto por los dos únicos puntos en los que se puede entrar y salir: la Pasarela peatonal, desde el paseo de les Germanies, y la avenida de Vilallonga, en el otro extremo.

El límite de aforo es del 75%, es decir, 2.000 personas. Si en algún momento se supera esta cifra, quienes quieran entrar deberán esperar su turno en la cola. El control se realiza con medios informáticos y una pantalla a la entrada informa del público asistente.

El uso de la mascarilla es obligatorio en todo momento, aunque se trate de un recinto al aire libre. Por otra parte, habrá un único sonido ambiente musical. Las atracciones tendrán un 50% de descuento hoy, día 30, y el 12 de octubre, y los días sin música serán el martes, 5, y el jueves día 7. el horario de cierre es a las 2.30 h.