Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Refuerzan el plan para asentar el águila pescadora en el marjal de Pego-Oliva

La Generalitat eleva a 140.000 euros la partida en una acción con la fundación Migres e Iberdrola

Un grupo de personas, con una de las águilas pescadoras reintroducidas en el marjal, en 2019. levante-emv

La Conselleria de Transición Ecológica, a través de un nuevo acuerdo de colaboración con la Fundación Migres y la Fundación Iberdrola España, está dispuesta a asentar la presencia del águila pescadora en el parque natural del Marjal de Pego-Oliva, uno de los humedales más importantes de la Comunitat Valenciana y de España.

El proyecto, iniciado en 2018, ha sufrido altibajos. Por una parte, se han visto esas bellas aves rapaces crecer en la zona, pero por otra no son pocas las que han fallecido en las migraciones que realizan a África y que se siguen gracias a los localizadores que llevan incorporados.

Justamente este lunes se ha firmado un nuevo acuerdo de colaboración entre la Generalitat y las dos fundaciones que participan en el proyecto. La Administración autonómica duplicará en 2022 el presupuesto, que alcanzará los 140.000 euros al año, según señalaron la secretaria autonómica, Paula Tuzón, y el director general de Medio natural, Benjamín Pérez.

El presidente de la Fundación Migres, Miguel Ángel Ferrer, y el director de la Fundación Iberdrola, Ramón Castresana, ratificaron su compromiso de llevar a cabo acciones para la recuperación de este ave rapaz, desaparecida del territorio valenciano a principios del siglo XX. Migres encargará del traslado, cría y liberación de 20 pollos de águila pescadora, mientras que Iberdrola invertirá 50.000 euros para financiar las acciones que se acometerán.

Paula Tuzón señaló que este incremento de ejemplares liberados «permitiría ampliar la participación de los ayuntamientos interesados, como los de Dénia y Xàbia, que ya han expresado su interés en el proyecto».

Por su parte, el director general de Medio Natural, Benjamí Pérez, puso el énfasis en la vigilancia y coordinación de la Generalitat para seguir avanzando en la adecuación de las líneas eléctricas, una de las causas de mortandad de estas aves protegidas. «En los últimos cuatro años la cifra de corrección de postes y soportes se ha multiplicado por 30, pasando de 100 a 3.000», según datos de la Conselleria de Transición Ecológica.

El presidente de la Fundación Migres repasó la trayectoria de este organismo, centrada en desarrollar propuestas viables de reintroducción de aves como el águila pescadora y el águila imperial, mientras que el director de la Fundación Iberdrola puso el acento en el hecho que el convenio es el primero de la entidad, en materia de biodiversidad, en territorio valenciano.

Compartir el artículo

stats