Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia reclama a la Generalitat que no la excluya del Pla Convivint

La ciudad se ha quedado fuera del impulso de infraestructuras para personas dependientes y de la tercera edad. El alcalde Prieto y el vicealcalde Alandete vuelven a reunirse con Enric Juan

Josep Alandete y José Manuel Prieto, en el reciente Seminario del Gobierno local de Gandia. | ÀLEX OLTRA

El Gobierno local de Gandia ha vuelto a levantar la voz ante la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas tras haber comprobado que esta ciudad ha quedado excluida del Pla Convivint, que contempla la construcción de decenas de infraestructuras sociosanitarias en toda la Comunitat Valenciana, especialmente las dirigidas a personas mayores y colectivos dependientes.

Ese Pla Convivint ha situado edificios en tres localidades de la Safor: Oliva, Potries y Tavernes de la Valldigna, pero los responsables municipales de Gandia, sin cuestionar las obras en el resto de municipios, no entienden por qué una ciudad de esta envergadura se queda sin infraestructuras que necesita para atender a la población mayor o dependiente y que serán vitales para consolidar la sociedad del bienestar.

Cuando hace unos meses la vicepresidenta y consellera Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, detalló las obras del Pla Convivint saltó la sorpresa en el Gobierno de Gandia. Tanto que la entonces alcaldesa, Diana Morant, y el vicealcalde, Josep Alandete, pidieron una reunión urgente y se entrevistaron, en València, con el director general de Infraestructuras de Servicios Sociales, Enric Juan. Como no ha habido respuesta a aquel encuentro, ahora han ido el alcalde, José Manuel Prieto, y Josep Alandete, junto a la concejala de Servicios Sociales, Inmaculada Rodríguez. El objetivo era el mismo, convencer al departamento de Oltra de la necesidad de no dejar a Gandia fuera de las inversiones previstas en ese campo.

Según ha expresado el alcalde, entre otros muchos aspectos pudo explicar a Enric Juan que, en relación al número de habitantes, Gandia soporta ratios muy bajas, incluso inferiores a la media de la Comunitat Valenciana, en plazas de residencias y centros de día de personas mayores. En concreto, una por cada ochocientos habitantes. Con ese argumento, Prieto y Alandete no solo reclamaron que la capital de la Safor se incorpore, de una u otra manera, a los proyectos de infraestructuras sociosanitarias de la Generalitat, sino que dieron un paso al frente y entregaron una relación de parcelas municipales en el polígono de Sanxo Llop, en Santa Anna y en Benipeixcar susceptibles de ser cedidas para esa finalidad. Además, el ayuntamiento, en el caso de que sea necesario, no solo trasladó que agilizaría las licencias requeridas en la ejecución de las obras, sino que estudiaría la posibilidad de cofinanciarlas.

Según el Gobierno local, tras escuchar a la delegación gandiense Enric Juan se ha comprometido a estudiar la construcción de residencias en Gandia, incluso mediante ayudas provenientes de fondos europeos.

Compartir el artículo

stats