Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La movilidad sostenible de Gandia, en el presupuesto

El afán del Gobierno local de aplicar un nuevo modelo entre la ciudad y la playa se encuentra con 300 millones transferidos a la Generalitat

Un autobús de la línea Gandia-playa, en Marqués de Campo. natxo francés

En los 18 meses que quedan para que se celebren las próximas elecciones municipales el Gobierno de Gandia tiene el reto de diseñar un nuevo sistema y concepto de transporte público urbano, especialmente en la ruta entre el casco urbano, el Grau y la Playa, pero también en servicios como Safor Bici que, como todo el mundo sabe, sufre deficiencias muy considerables que limitan su eficacia.

A todo ello se refirió recientemente el alcalde de la ciudad, José Manuel Prieto, quien planteó la necesidad de abrir un debate político y técnico para que Gandia mejore un servicio público esencial adoptando las nuevas tecnologías de transporte sostenible y eficiente. En concreto, Prieto habló de valorar la mejor opción para el caso de la línea Gandia-Grau-Playa, cuya concesión está a punto de caducar, sin descartar las opciones de vehículos eléctricos o híbridos que sustituyan a los actuales.

En ese proyecto de futuro a corto plazo, a Gandia le acaban de surgir dos aliados: el Gobierno de España y el Consell de la Generalitat. Porque, como publicó ayer este periódico, ambas administraciones están dispuestas a fomentar, poniendo dinero contante y sonante, la movilidad sostenible, tanto urbana como interurbana.

Un tercer actor a tener en cuenta es la Unión Europea, que igualmente ha aprobado recursos y directrices tendentes a revolucionar el transporte público para que sea menos contaminante y contribuya realmente a que los ciudadanos renuncien al uso de medios privados, como el coche.

Es en ese contexto que el Gobierno de España, en los Presupuestos Generales del Estado de 2022, presentados el miércoles, ha incluido un paquete de 300 millones de euros para acometer proyectos como el que Gandia busca. El conseller de Movilidad, Arcadi España, explicó que entre los aspectos financiables con ese dinero, que se distribuirá a los ayuntamientos que cumplan los preceptos señalados, figura la adquisición de nuevos vehículos, más modernos y eficientes, pero, sobre todo, que reúnan condiciones de sostenibilidad y que reduzcan la huella de carbono. El Ayuntamiento de Gandia estudiará detalladamente cómo acceder a esos recursos para que la ciudad disponga de un transporte público urbano acorde con el tiempo presente.

Compartir el artículo

stats