Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas licita el proyecto para devolver la Goleta a su estado de hace 64 años

El organismo contempla un vertido de 500.000 metros cúbicos de arena con una inversión de 3,5 millones y estudiará la construcción de diques

Concentración que tuvo lugar la pasada primavera en la playa de la Goleta de Tavernes para reclamar una solución a Costas. | LEVANTE-EMV

Casualidad o no, justo el mismo día en que el que una delegación del Gobierno local de Tavernes, con el alcalde Sergi González a la cabeza acompañado del concejal de Urbanismo, Josep Llàcer, mantenían una ruenión con el director general de Costas, Antoni Cejalvo, el organismo subía a la plataforma de contratación la licitación de la redacción del proyecto que servirá para acabar con el grave problema de regresión que sufre la playa vallera de la Goleta.

La propuesta pretende ser una actuación definitiva a la falta de arena que desde afecta desde hace décadas a esta zona del norte del litoral de la comarca de la Safor pero que se ha agravado en los últimos años por el brutal impacto de temporales como Gloria o Filomena.

El organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica estima valor de salida próximo a los 60.000 euros, que se eleva hasta los 72.268 si se le añade el IVA.

Las empresas interesadas en ofertar tienen hasta el 10 de noviembre para presentar sus propuestas. Los sobres para con la valoración económica se abrirán un mes después, el 9 de diciembre. La Dirección General de Costas fija un plazo de once meses finalizar la redacción del proyecto y el estudio de impacto ambiental.

Los pliegos técnicos especifican que el proyecto se basará en el estudio elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) elaborada en el año 2015.

Así, la propuesta debe contemplar la regeneración de la playa desde el Brosquil hasta la Goleta de Tavernes. En este caso abarca todo el tramo afectado por la regresión, que va desde el primer canal hasta las pistas deportivas, por lo que en ese sentido colmaría las expectativas del ayuntamiento de Tavernes.

Se estima una aportación de arena de más de 500.000 metros cúbicos en término de Tavernes, además de otros 145.000 el de Cullera. Esta actuación se llevará a cabo mediante el dragado de arena desde el banco marino ubicado a 10 kilómetros de la costa frente a Cullera porque «debido al gran volumen de material necesario es la única alternativa», según se detalla en los pliegos de prescripciones técnicas publicados por Costas.

Posibilidad de construir diques

La previsión de Costas habla de «recuperar la línea litoral tal como estaba en el año 1957», algo que, a día de hoy parece casi ciencia ficción. El estudio previo también insta a valorar «la posibilidad de alterar el dinamismo de la zona», lo que incluye la inclusión de diques, espigones, arrecifes o cualquier otra solución que se considere para retener la arena que se deposite en la zona. Esta opción ya se incluía en el estudio del Cedex y la reclamaba el Ayuntamiento de Tavernes, como ayer recordaba a este diario el concejal de Urbanismo, Josep Llàcer. «Es lógico que se instale algún sistema para que no desaparezca la arena, porque aunque se recupere la línea litoral sin ningún elemento de retención no va a durar 50 años», pese a que los técnicos de Costas son, a priori, reacios a esta opción, indicaba. El valor estimado de esta actuación se fijó en unos 3,5 millones de euros por parte del Cedex.

La propuesta es sustancialmente diferente al proyecto que Costas trasladó a los alcaldes de las playas en regresión de la Safor en una reunión que tuvo lugar a principios de este año y que en el caso de Tavernes incluía un vertido de arena de un millón de metros cúbicos, evitando cualquier tipo de obra intervencionista como espigones o diques, algo que ahora no se descarta.

Compartir el artículo

stats