Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CSIF alerta de la saturación en consultas y la sobrecarga en la atención domiciliaria

El sindicato CSIF ha pedido a Gerencia del Departamento de Salud de Gandia que afronte, con más personal y medios, la saturación que sufre el consultorio auxiliar del Raval. Del mismo modo, ha alertado de las mochilas de hasta 15 kilos que han de arrastrar enfermeras en atención domiciliaria y ha pedido una evaluación de riesgos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha presentado sendos escritos para avisar de problemas en Atención Primaria del Departamento de Salud de Gandia. Por un lado, ha advertido de las quejas y la marcha de trabajadores en el consultorio auxiliar del Raval-Gandia. En esas instalaciones cada facultativo tiene cupos de entre 1.800 y 2.000 pacientes, que en muchos casos necesitan un control constante. A esa saturación se suma la escasez de espacio, que obliga a compartir habitáculos de consulta.

El sindicato ha reclamado a Gerencia del departamento «la evaluación del puesto de trabajo y el estudio del riesgo psicosocial del personal médico del consultorio con la finalidad de conocer posibles deficiencias y poder mejorar sus condiciones laborales».

CSIF, por otra parte, también ha alertado a la dirección del departamento del sobrepeso que arrastran trabajadoras, sobre todo enfermeras, del Punto de Atención Continuada del centro de salud de Corea, también en Gandia. Llegan a realizar hasta 20 visitas domiciliarias por jornada, sobre todo de noche, con una mochila antigua y deteriorada en la que cargan todo el material de asistencia que pesa 15 kilos, asegura la central sindical.

Compartir el artículo

stats