Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oliva mantiene el pulso con la Iglesia y exige que pague el desmontaje del Ecuménico

El PP intenta sin éxito que el pleno exima al Arzobispado de abonar los 2,4 millones de euros que cuesta dejar expedito el solar de Oliva Nova

La estructura del Centro Ecuménico el Salvador de Oliva, en una imagen de archivo. | XIMO FERRI

El Ayuntamiento de Oliva no va a renunciar al pulso judicial que desde hace años se abrió con el Arzobispado de València a cuenta del fallido proyecto del Centro Ecuménico el Salvador, cuyas obras se abandonaron en una fase muy primigenia en una parcela municipal de Oliva Nova.

En este momento el conflicto judicial está en la fase de que un juez ordene la ejecución de la sentencia que obliga al Arzobispado a pagar 2,4 millones de euros para retirar la enorme estructura de hormigón que se levantó en el solar de 25.593 metros cuadrados. Pero los representantes de la Iglesia intentan que esa acción no se lleve a cabo, con el consiguiente ahorro del dinero que cuesta, y pide al Ayuntamento de Oliva que aproveche lo construido, fundamentalmente una enorme losa de hormigón con muros de carga y pilares inacabados, para el uso futuro que estime conveniente.

Ese es justamente el planteamiento que ha asumido el Partido Popular de Oliva en la moción que planteó al pleno corporativo celebrado la noche del jueves y que no fue aprobada. Los populares argumentan que no tiene sentido tener que echar por los suelos casi seis millones de euros que costó la estructura construida, a los que se suman los 2,4 que el Arzobispado tendría que pagar para desmontarla.

En vez de seguir adelante con el contencioso judicial, el PP solicitaba al pleno la convocatoria de un concurso de ideas sobre usos futuros de la parcela de Oliva Oliva y que, en las bases que se tendrían que convocar, figure «en la medida de lo posible» el aprovechamiento de la estructura «a fin de evitar innecesarios costes medioambientales, así como una posible destrucción de la riqueza, con el consiguiente ahorro para un posterior promotor».

La moción, respaldada también por Ciudadanos, quedó rechazada con los votos de los dos grupos del Gobierno local, Compromís y PSPV-PSOE, mientras que PRO optó por la abstención.

La vicealcaldesa de Oliva, Ana Morell, señaló a este periódico que incluso los servicios jurídicos municipales desaconsejaron esa acción porque, en la práctica, el acuerdo de pleno supondría la renuncia expresa a las acciones judiciales que están en marcha para que el Arzobispado cumpla con la sentencia dictada y pague el dinero que permitiría revertir el solar a su estado original.

La moción del PP sorprendió a los grupos del gobierno por cuanto asumía los argumentos del Arzobispado sin que esta institución haya reclamado nunca la apertura formal de una negociación para tratar de llegar a un acuerdo que cierre de una vez por todas el fiasco que supuso el proyecto del Centro Ecuménico.

Más en La Safor

Compartir el artículo

stats