Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuarto empate consecutivo vallero

Los blanquiazules buscaron la victoria hasta el último suspiro pero el rival también contó con ocasiones

Los blanquiazules, ayer, antes de empezar el partido. | LEVANTE-EMV

El CF Gandia empató ayer sin goles en el estadio Guillermo Olagüe el partido contra el CD Contestano, correspondiente a la octava jornada del Grupo IV de la Regional Preferente. El CF Gandia quizá desaprovechó la primera parte, que fue de tanteo entre ambos equipos, sin un dominador claro. La mejor ocasión la tuvo el blanquiazul Ximo antes de finalizar la primera parte, en el minuto 43, un balón que el guardameta Otón desvió al poste.

El once inicial del Tavernes, ayer sobre el césped. | JOSÉ JUAN

En la segunda parte el CF Gandia salió a por todas, intentando romper una y otra vez la férrea defensa del Contestano, y jugando bien, pero el rival, hacia el final del partido, ya buscaba perder tiempo, lo que le costó una tarjeta amarilla al portero, mientras que el Gandia iba a la desesperada.

El técnico Adrián Ferrandis empezó a efectuar cambios en las filas del Gandia sobre el minuto 60, con la entrada de Pedro y Mauro Melo, entre otros. Surtieron efecto y hubo algunos contragolpes más, pero los locales no lograron perforar la portería del Contestano, un equipo que va antepenúltimo en la tabla y que también contó con ocasiones. En la próxima jornada, la novena, los blanquiazules se desplazan al campo de la SD Sueca.

El Tavernes anotó ayer el cuarto empate consecutivo ante el CD Dénia. En la primera mitad se vio un fútbol intenso entre ambos equipos y ligero dominio local y ocasiones por ambas partes. Pablo y Faye por parte visitante tuvieron sendas ocasiones y Chumi tuvo que intervenir. Por parte local Artur, Salom y Sabater obligaron a Maxi a intervenciones de mucho mérito, evitando que marcaron. El 0-0 hizo justicia a lo visto en los primeros minutos entre dos grandes equipos, con igualdad y buen juego.

En la segunda mitad se vio a un Dénia más ofensivo que en los primeros minutos, acercándose con peligrosidad al portal de Chumi ante un Tavernes que no encontraba sitio para poner peligro.

La decoración cambió en el minuto 75 cuando el Tavernes, con intensidad y agresividad, puso en jaque la portería visitante, sucediéndose las llegadas, que se multiplicaron al jugar con superioridad numérica. El gol del empate hizo justicia a un partido intenso y a un Dénia que retrasó demasiado sus líneas, lo que le pasó factura al final.

Compartir el artículo

stats