Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Halloween que inunda todos los espacios

El Halloween que inunda todos los espacios | GANDIA

fiestas. Tras el parón del año pasado debido a las restricciones por la crisis sanitaria del coronavirus, la fiesta del Halloween ha vuelto con la misma fuerza que tuvo en las ediciones precedentes. En los días previos a las más tradicionales festividades católicas de Todos los Santos y los Difuntos, Halloween inunda espacios públicos, ahora especialmente con niños y niñas que se disfrazan de monstruos, zombis y otros personajes fantásticos para intentar «aterrorizar» al resto de los mortales. Esta fiesta importada de los Estados Unidos se convierte, así, en un carnaval más, en un jolgorio con el apellido del «truco o trato», que muchos mayores siguen sin entender pero que entusiasma a quienes sí están dispuestos a celebrarlo. En el engrandecimiento de esta fiesta han contribuido tanto los centros escolares como los ayuntamientos, que desde hace años organizan actividades «halloweendianas» y, en cierta medida, han contribuido a alejar aquella imagen de miedo, muerte o terror procedente de América para situarla en un contexto mucho más lúdico, de disfraz y de entrega de chucherías a los más pequeños. Con todo, puede decirse que Halloween, aquella oscura y otoñal celebración que cruzó el Atlántico, ha llegado para quedarse y se ha sumado con absoluta naturalidad al calendario festivo. En la imagen de la izquierda, el alcalde de Gandia, José Manuel Prieto, saluda a un niño disfrazado del Increíble Hulk en la fiesta que organizó la Junta de Distrito de Corea en la calle del Tossal, el pasado viernes por la tarde.

sergi sapena.

Compartir el artículo

stats