Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«En 2022 sueño con estar en el Mundial de los Estados Unidos»

El atleta de Bellreguard del CA Gandia Quique Llopis Doménech es «Promesa» en Proyecto Fer

Quique Llopis Doménech, en una carrera. | JAVIER CLOQUELL

El atleta especialista en vallas, Quique Llopis Doménech, forma parte del Proyecto FER (Foment d’Esportistes amb Reptes), un proyecto privado impulsado por Juan Roig a través de la Fundación Trinidad Alfonso, sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo irradiar la «Cultura del Esfuerzo» a través del deporte en la Comunitat Valenciana. El objetivo es ayudar a que los deportistas consigan los mejores resultados posibles, tanto en competiciones nacionales como internacionales, así como contribuir a su participación en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

En 2021 cumple su novena edición y engloba a 150 deportistas en tres categorías: 35 en Élite, 38 en Promesas y 77 en Vivero.

Uno de los deportistas «Promesa» es el bellreguardí del Club Atletisme Gandia, Quique Llopis Doménech, del que se han publicado unas declaraciones en la página web de FER y que este diario reproduce por su interés.

Llopis vivió un 2021 de contrastes. A finales de junio, una inoportuna lesión muscular en el Campeonato de España arruinó sus opciones, que no eran pocas, de ir a los Juegos de Tokio. Llopis, de 21 años, tuvo que tirar de madurez y dureza mental para olvidar esta desventura y afrontar con entereza el Europeo sub-23. Obligado a entrenar con cautela para evitar que la dolencia se agravara, el sábado 10 de julio, el atleta FER alcanzaba su, hasta el momento, principal éxito deportivo, el bronce en los 110m vallas por tan sólo una centésima.

Pero Quique Llopis ahora solo piensa en 2022 y en los tres grandes eventos de este año, el Mundial bajo techo, y el Mundial y el Europeo al aire libre. «Para mí, los tres tienen el mismo valor e importancia. Pero, si tuviera que quedarme con uno de los tres, elegiría el Campeonato del Mundo de verano en los Estados Unidos… No se puede pedir más. Sueño con estar. La mínima, 13:32, es muy dura, pero no, imposible. Si no la logro, está la opción del world ranking», comenta.

Sus mejores marcas son 7,69 en los 60 metros vallas y 13:41 en los 110 vallas, aunque el saforense cree que, si logra su plenitud, puede rondar los 7.60 en pista cubierta y los 13:30 al aire libre. «Estoy muy motivado. Son marcas a mi alcance», destaca con mucha ilusión y optimismo.

Compartir el artículo

stats