Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pequeño gandiense David da el salto al consejo nacional de la infancia

A sus 12 años sigue subiendo peldaños en su lucha por demostrar que el autismo no supone una barrera en su vida

David, junto a Liduvina Gil y el alcalde Prieto. | ÀLEX OLTRA

David Martínez Navas es el ejemplo más claro de que el trabajo y la constancia de toda una familia es capaz de derribar cualquier barrera que se le ponga por delante. El pequeño vecino de Gandia, de 12 años, y con autismo, ha sido elegido para formar parte del Consejo Nacional de la Infancia, un órgano de participación ciudadana del que forma parte niños y niñas de toda España.

El escolar de Gandia ya forma parte del Consell de la Infància de la capital de la Safor, siendo el único miembro con autismo, y desde el mismo ha presentado diferentes propuestas que se han materializado por parte del ayuntamiento, como la rotulación especial de pasos de cebra o edificios para personas con capacidades especiales.

La candidatura de la David partió del propio ayuntamiento, como en su día explicó a Levante-EMV la concejala Liduvina Gil, al considerar que tenía muchas posibilidades de entrar a formar parte del consejo estatal. La familia conoció la noticia la tarde del pasado lunes, como señalaba ayer a este periódico Joana Navas, madre de David. «David dijo que estaba muy contento e ilusionado porque quiere cambiar el mundo», señalaba ayer Navas a este periódico.

El pequeño David fue recibido ayer por el alcalde de Gandia, José Manuel Prieto, y la concejala Liduvina Gil, que es la responsable política del Consell de la Infància de la ciudad.

El escolar de Gandia, que estudia en el colegio Roís de Corella, ya fue, en su día, el primer niño con autismo de la Comunitat Valenciana en ilustrar un libro, el poemario Versos en la Niebla, de Mariana Romero-Nieva.

El Consejo Nacional de la Infancia y Adolescencia es órgano permanente y estable de consulta, representación y participación de las niñas, niñas y adolescentes adscrito al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. Es un órgano paritario, plural e inclusivo en el que quedan representadas todas las niñas y niños de España. Este Consejo está formado por 34 menores de 8 a 17 años que podrán canalizar las preocupaciones y propuestas de la infancia.

David se reunirá con el resto de compañeros y compañeras dos veces al año de forma ordinaria, una por semestre, aunque también podrá hacerlo en otras ocasiones de forma extraordinaria, como estipulan los estatutos de creación del órgano.

El pequeño gandiense ha hecho historia en la ciudad de Gandia al formar parte de este primero Consejo Nacional de la Infancia de la historia, un órgano que está incluido en la ley de protección de la infancia y que fue aprobado el pasado mes de septiembre.

El objetivo del consejo es que los niños y las niñas expresen libremente sus ideas y propongan medidas, defiendan el reconocimiento social de sus derechos, formulen propuestas sobre cuestiones que les afecten de ámbito estatal y se erijan en portavoces e interlocutores ante las instituciones públicas.

Compartir el artículo

stats