Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los presupuestos participativos de Gandia ya tienen proyectos

El proceso acaba con un total de 3.522 participantes

Una zona infantil en el parque Joan Fuster también ha sido de las más votadas.

Un año más, los vecinos y las vecinas de Gandia han decidido en qué quieren utilizar los 300.000 euros de los presupuestos participativos. El proceso de votación final concluyó el pasado jueves, 23 de diciembre, y ayer, el departamento que dirige el concejal de Participación Ciudadana, Nahuel González, dio a conocer los resultados.

Al final, han participado un total de 3.522 personas, que han elegido entre los 22 proyectos que optaban a ser una realidad con la inversión de la parte que siempre reservan los presupuestos municipales para presupuestos participativos.

Hay uno que se ejecutará seguro. Aunque no ha sido el más votado, la mejora del campo de fútbol de Santa Anna se llevará a cabo por «discriminación positiva». Esto significa que la idea del departamento de Participación Ciudadana es que el dinero llegue a todos los barrios de Gandia. Por tanto, si hay alguno que no está entre los primeros que más votos tienen, se acaba incluyendo igualmente para llegar también a aquellos puntos don de se suele votar menos. Este en concreto, este recibió 118 apoyos.

El proyecto preferido por las personas que participaron ha sido el de la adecuación de un parque infantil en Marenys de Rafalcaïd, que recibió un total de 946 votos, muy lejos del que quedó en segundo lugar, la zona de juegos infantiles en el parque Joan Fuster, que fue apoyado por 570 personas. Entre los tres primeros puestos, como no podía ser de otra forma, hay una propuesta que atañe a un centro educativo de la ciudad. Se trata de la mejora de la seguridad de los accesos al colegio Escolàpies por la calle Ferrocarril d’Alcoi, que quedó muy cerca del segundo clasificado con 565 votos. Los aparatos de gimnasia de Benipeixcar (515), la organización del ciclo de conciertos de bandas de música (485) o la construcción de una pista de patinaje (468) son otras de las propuestas que ocupan los primeros lugares entre las más votadas.

En principio, deberían ser seis proyectos de 50.000 euros, que es el máximo que deben costar, aunque el ayuntamiento ahora pasará a realizar una valoración de todos ellos.

El objetivo es invertir la totalidad de los 300.000 euros hasta agotar la partida, por lo que podrían ser más de seis los proyectos a ejecutar.

Para el concejal, Nahuel González, este resultado demuestra «que la ciudadanía quiere tomar decisiones colectivamente y que el gobierno ejecuta los proyectos que consideran importantes en sus vidas».

Cabe recordar que el proceso de Presupuestos Participativos del Ayuntamiento de Gandia cuentan con la intervención de los vecinos y las vecinas desde el primer momento, con una pequeña intervención técnica para evaluar su viabilidad y si se han planteado de forma correcta para una administración. Es la sociedad la que presenta las propuestas y también la que hace una primera criba. Al mismo tiempo, es el vecindario el que, a través de las Junta de Distrito, elige otra parte de las propuestas que van a la votación final y, finalmente, es la propia ciudadanía la que decide qué proyectos se ejecutarán finalmente.

La participación de este año es ligeramente inferior de la del anterior, cuando votaron el proceso final algo más de 3.800 personas.

El proceso ha tenido que ir perfeccionándose en los últimos años para evitar que siempre sean los mismos barrios o el mismo tipo de proyectos los que salen adelante porque hay colectivos que se movilizan más habitualmente que otros.

Compartir el artículo

stats