Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Safor alcanza una cifra récord en contagios con una cuarta parte de los ingresos de enero

En el hospital había ayer 38 personas

Cola de coches para hacerse pruebas PCR en el hospital de Gandia. | T.Á.C.

La comarca de la Safor ya ha roto todos los registros máximos de la pandemia del coronavirus desde que se inició, en marzo del 2020. Bueno, casi todos, porque la presión hospitalaria actual no tiene nada que ver con la que había el año pasado en el pico de la tercera ola de contagios, que hasta ahora había sido la peor.

Los municipios que forman el departamento de salud de Gandia ya han superado con creces una Incidencia Acumulada de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. En concreto, según la última actualización ofrecida ayer por la Conselleria de Sanidad y Salud Pública, la Safor se sitúa en 1.148 puntos, la cifra más alta registrada en estos casi dos años.

El pico de la tercera ola se registró el 28 de enero de este año. Entonces se alcanzó una incidencia de 1.076, a la que no se había vuelto a llegar desde entonces porque tampoco la ola del pasado verano alcanzó las dimensiones de la actual.

Los contagios siguen disparados y, lo que es peor, ni siquiera han acabado aún las fiestas navideñas. Por delante queda una Nochevieja donde no habrá macrofiestas pero sí reuniones privadas sin aforos ni límites de personas, y la de Reyes, una fecha para la que habrá que ver lo que ocurre con las cabalgatas.

Desde la anterior actualización, del pasado 24 de diciembre, se han sumado 626 nuevos casos, lo que hace un total de 21.339 desde el inicio de la pandemia. Los casos activos superan, además, los 2.000 y se sitúan en 2.035.

A diferencia de lo que está ocurriendo a nivel nacional o incluso de la Comunitat Valenciana, el ritmo de contagios, aunque es alto, se mantiene estable y no se ha acelerado en los últimos días, con una media de un centenar de casos activos nuevos por cada actualización.

Todas las magnitudes son ya mayores que las registradas durante la tercera ola de principios de año y las previsiones es que sigan creciendo durante las próximas semanas. Desde el pasado viernes se han registrado cuatro fallecidos por covid en la Safor, lo que suman un total de 308.

La gran diferencia con aquellas semanas son las vacunas. Gran parte de la población de la comarca tiene ya la pauta completa y en muchos casos incluso la tercera dosis y eso está reduciendo el impacto en el hospital. Con las actuales cifras de contagios, la presión es casi cuatro veces menor que la registrada en el pico de finales de enero de este mismo año. Según la actualización ofrecida ayer, en estos momentos hay 38 personas ingresadas, de las que 32 están en las plantas covid, mientras que 6 se encuentran atendidas en la UCI. El pasado enero había 138 personas en el centro sanitario ubicado en el polígono Sanxo Llop, de las que 19 estaban en la planta, es decir, el triple de las que hay actualmente.

Si las cifras se comparan con hace exactamente un año, se aprecia cómo los contagios antes de la Navidad del 2020 eran seis veces menores que los actuales, mientras que el número de casos activos estaba ocho veces por debajo.

Especial incidencia se ha registrado en estas últimas semanas en el ámbito escolar, donde ha habido decenas de contagios y aulas confinadas en una importante mayoría de centros de la comarca de la Safor.

Por municipios, la incidencia sigue muy alta en Bellreguard, con más de 2.500 casos por cada 100.000 habitantes y 116 casos activos en estos momentos. También es preocupante la situación en Oliva, que acumula actualmente 320 casos activos y una IA de 1.268, mientras que Gandia también ha superado ya la barrera sicológica de los 1.000 puntos y cuenta con 872 casos activos. La situación se va relajando, aunque de forma muy lenta, en Tavernes, donde ha bajado a 1.130.

Compartir el artículo

stats