Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat pide cambios en el cámping de Gandia para minimizar su impacto

La empresa ya ha llevado una reducción del proyecto

Un glámping en Portugal construido por la empresa que quiere implantarlo en Gandia. | LEVANTE-EMV

La Conselleria de Territorio de la Generalitat ha apuntado la necesidad de llevar a cabo cambios en el proyecto y a la emisión de nuevos informes que justifiquen el interés de la empresa Sunny Resorts SL para construir un cámping de lujo, o glámping, en una parcela de 188.707 metros cuadrados ubicada entre la factoría de Cartonajes Unión y l’Alqueria del Duc, en la playa de Gandia.

En la primera respuesta de la Generalitat al trámite abierto para la Declaración de Interés Comunitario (DIC) que requiere esa actuación, la Administración autonómica pone muchas trabas a la autorización del complejo, pero técnicos consultados por este periódico insisten en que, de momento, podrían ser subsanados si la empresa lo desea.

Sería la segunda vez que Sunny Resorts modifica su propuesta, dado que ya lo hizo, incluso reduciendo las dimensiones y el número máximo de ocupantes del cámping, cuando tuvo conocimiento de los documentos emitidos por distintos departamentos del Ayuntamiento de Gandia. Así, se ha dejado libre el espacio en Suelo No Urbanizable Protegido, y el aforo ha pasado de 3.090 a 2.591 personas. El glámping supone la inversión de 9,5 millones de euros y la creación de entre 70 y 80 puestos de trabajo directos.

Ahora en el informe del Servicio de Infraestructura Verde y Paisaje de la Generalitat, al que ha tenido acceso este periódico, se señala que la superficie destinada al proyecto «tiene un tamaño muy superior a cualquier otra actividad de servicios ubicada en los alrededores», y por eso exige a la promotora que justifique por qué se tiene que llevar a cabo en ese lugar, situado junto al suelo y al espacio protegido del Marjal de la Safor, y no en otro. Sobre ese aspecto, la Generalitat considera «insuficiente» el espacio libre entre el futuro cámping y el camino a l’Alqueria del Duc, y señala que debe ampliarse, sin ningún tipo de intervención, y eliminar las zonas de acampada más próximas.

Reconocen los técnicos que han analizado este proyecto que, de llevarse a cabo, «tendrá una incidencia en el paisaje que afectará de manera considerable a su morfología y carácter rural-agrícola».

Así, y antes de tomar una decisión sobre la autorización o denegación de la DIC que requiere el proyecto, la Generalitat solicita más detalle o nuevos informes sobre muchos aspectos, entre ellos la afección a la infraestructura verde, al impacto visual desde distintas zonas y la repercusión sobre el acceso, que sería por el camino del Molí de Santa María.

Reducir las instalaciones

Analizando el interior del cámping proyectado en la playa el informe del Servicio de Infraestructura Verde y Paisaje de la Generalitat apunta a la posibilidad de reducir el tamaño de las instalaciones deportivas y de servicios, la piscina al aire libre o la zona de restaurante-cafetería y escenario, dado que «estos espacios ocuparán toda la zona central, alterando el paisaje y el uso de una gran superficie» que no puede aceptarse.

Otro cambio que se pide al promotor es el anillo perimetral destinado al tráfico, que sería del tipo seto y malla. «No se admite esta solución», indica de forma contundente el informe de la Generalitat, «ya que formaría una barrera visual continua disonante con el entorno propia de parcelarios de urbanizaciones sin relación con el entorno».

Finalmente, y entre otros muchos aspectos técnicos, la Generalitat señala que para aprobar la DIC del glámping de la playa de Gandia la promotora debería incorporar el uso de pavimentos disgregados y permeables en los aparcamientos y viales, así como vegetación y arbolado para la integración en los bordes de la actuación, especialmente en la zona de entrada y la que linda con l’Alqueria del Duc y el espacio protegido del marjal.

Además, se deberán conservar todos los árboles frutales existentes, colocar placas solares térmicas de alto rendimiento para la producción de agua caliente sanitaria, así como placas fotovoltaicas para minimizar el consumo eléctrico, buscando siempre la mejor ubicación.

La tramitación sigue su curso, pero hasta el momento no es posible determinar si el glámping, que contribuiría a desestacionalizar la oferta turística de la playa gandiense, recibirá la autorización que Sunny Resorts desea ni, de ser así, en qué condiciones sería.

Compartir el artículo

stats