Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP: «El presupuesto es malo para Gandia y bueno para el alcalde»

Víctor Soler explicar su voto en contra y destaca que un tercio de los 90 millones ya se destinan a Personal

Víctor Soler, portavoz del PP. | ÀLEX OLTRA

El Partido Popular de Gandia, única formación que votó en contra del presupuesto de 2022 en el pleno del lunes pasado, ha señalado que ese documento es «malo para Gandia pero muy bueno para el lucimiento personal del alcalde y el partido socialista». Esa fue, de hecho, la idea central que destacó el portavoz popular, Víctor Soler, durante el debate corporativo.

Según explicó ayer Soler, el PP rechazó de plano que el gobierno socialista y nacionalista «aumente un 90% la partida de publicidad y propaganda para promoción personal», así como que «aumenten en 2,3 millones de euros el gasto de personal respecto a 2021». A este respecto, el portavoz popular, quiso resaltar que el coste en materia de Personal ya representa 29.386.000 euros, una tercera parte del total del presupuesto.

Los populares recuerdan que desde que se aprobara el Plan de Ajuste Económico, en 2016, el capítulo de gastos de Personal ha aumentado en cerca de 8 millones. «Han puesto todos los recursos públicos del ayuntamiento a beneficio de su propia precampaña electoral. Es de vergüenza», dijo ayer Soler.

Para el partido Popular en este presupuesto «se sigue pagando la herencia de los párkings de Orengo que cuesta a todos los ciudadanos de Gandia 700.000 euros anuales». Además, a su entender, los presupuestos «reflejan una nueva subida de impuestos por la recogida de residuos» y continúan «con su afán recaudatorio en cuanto que aumenta de nuevo lo presupuestado para el cobro de multas».

Así, el PP gandiense ha alertado de que el aumento de ingresos del ayuntamiento de la parte que correspondiente a los tributos estatales «no es otra cosa que el reflejo de las subidas de impuestos del gobierno de Pedro Sánchez».

«Qué fácil es para la izquierda gastar a manos llenas por aquello de que para ellos el dinero público no es de nadie. Díganselo a los empresarios, a los auténticos generadores de empleo que levantan día a día las persianas preocupados por cómo van a mantener sus empresas y a sus empleados y a los que se machaca a impuestos hasta la extenuación», indicó Víctor Soler en su valoración sobre el presupuesto municipal, y concluyó que el Gobierno local «actúa como una agencia de colocación, creando un auténtico árbol genealógico de empleados entre sus afines y lo que se conoce por los pasillos como comisarios políticos a costa de la caja pública».

Compartir el artículo

stats