Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ràdio Pego y problemas técnicos silencian la emisora de Tavernes

La cadena municipal de la localidad de la Marina Alta emite su señal con tanta potencia que interfiere en la señal de Valldigna Ràdio

El alcalde de Tavernes, Sergi González, en una intervención en Valldigna Ràdio. | T. Á.C

Escuchar actualmente Valldigna Ràdio, la emisora municipal puesta en marcha durante la pasada legislatura por el Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna, es imposible. Ni música, ni noticias, ni programas de ningún tipo y, ni mucho menos, publicidad: si se sintoniza el dial 107.8, que es por el que emite la señal, solo se oye ruido.

El motivo, según explicaron fuentes del consistorio a Levante-EMV, es que la señal de la radio pública y municipal de la localidad de Pego, en la comarca de la Marina Alta, está interfiriendo en la de la cadena vallera, puesto que emite por el mismo dial, y la tapa por completo impidiendo que la programación local llegue a los transistores de sus vecinos y vecinas. En la localidad pegolina son conscientes de ello, como ayer confirmaban a Levante-EMV fuentes municipales.

La causa que está provocando que la emisora local de Tavernes quede tapada es que la de Pego está emitiendo su señal a una potencia tan elevada que traspasa los límites de aquel municipio y llegan hasta los de la Valldigna.

Desde el consistorio vallero aseguraban que hace unas semanas que se había dado aviso de esta cuestión a representantes del Ayuntamiento de Pego para que lo solucionen en el menor tiempo posible. Desde esta localidad aseguraban ayer que han sido las fiestas navideñas y las vacaciones de los técnicos encargados de la cuestión las que están retrasando la solución al problema, por lo que se espera que en los próximos días Ràdio Pego deje de interferir con Valldigna Ràdio y todo vuelva a la normalidad.

El problema no es nuevo y está presente prácticamente desde el principio. La mala calidad de la emisión de la radio de Tavernes afectaba a algunos puntos de la localidad, donde no llegaba bien la señal. Sin embargo, en el último mes la situación se ha agravado hasta el punto de que toda la localidad ha dejado de percibir la señal de su propia estación emisora por las interferencias que llegan desde Pego.

Para los oyentes de la radio de Tavernes este problema podría solucionarse conectándose a través de internet. Pero esa vía, a día de hoy, tampoco está disponible, por lo que el problema es doble.

Según confirmaban fuentes municipales, esta cuestión viene de un poco más atrás y, desde hace unos tres meses, la señal no se emite por internet. Se trata de un fallo técnico que desde el consistorio están tratando de solucionar, aunque, por el momento, no se encuentra la raíz del problema.

Así pues, a día de hoy Valldigna Ràdio no se puede escuchar de ninguna de las formas. Desde el ayuntamiento aseguran que la cadena está emitiendo, aunque, evidentemente, no se está cumpliendo una programación porque lo cierto es que tampoco tendría ningún sentido, ya que no hay forma de escucharla.

Valldigna Ràdio se puso en marcha en 2017 por iniciativa del Gobierno local de Compromís, entonces con Jordi Juan a la cabeza. El proyecto, de hecho, formaba parte del programa electoral de esta formación en 2015, cuando logró mayoría absoluta.

La emisora echó a andar en abril del 2017. Su andadura no ha estado exenta de contratiempos desde el principio. En los primeros meses se apostó por una gestión directa, aunque el ayuntamiento contrató a una empresa para que produjera programas para la parrilla matutina. Tras seis meses de funcionamiento mediante ese sistema se decidió cambiar y se pasó al modelo de gestión indirecta. Se abrió un concurso al que solo se presentó una empresa, Comarcal Valldigna Radio, que precisamente era la misma que ya gestionaba la parrilla matutina.

A los pocos meses, a principios del mes de marzo del 2018, la cadena estuvo un mes sin programación porque la empresa no cubrió la baja por enfermedad de la locutora que conducía la mayor parte de la programación. El ayuntamiento tuvo que instar a la empresa a que sustituyera a la trabajadora porque llevaba cuatro semanas emitiendo solo música y publicidad. En la campaña electoral, la cadena se vio envuelta en polémica porque el Gobierno local impidió que se celebrará un debate electoral en la emisora municipal. El último capítulo de la tormentosa travesía de Valldigna Ràdio ha sido el problema de la emisión tanto a través de las ondas como de internet.

Compartir el artículo

stats