Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat da carpetazo a una urbanización de 76.200 m2 en Tavernes

La Comisión Territorial de Urbanismo archiva el expediente del entorno de la Torre de Guaita porque la empresa ha incumplido los trámites administrativos

El PAI archivado del sector 16 se encuentra en el entorno de la Torre de Guaita. | LEVANTE-EMV

Lo poco que queda de aquellos anhelos urbanísticos de crear auténticos paraísos a escaso metros del mar, con edificios, hoteles y servicios de todo tipo en la costa de Tavernes de la Valldigna va cayendo. Si no ocurre nada extraño, el pleno del próximo lunes aprobará el archivo del expediente a través del cual se estaba tramitando la urbanización del sector 16, es decir, el entorno de la Torre de Guaita, a unos metros de la entrada de la playa.

Se trata de una zona urbanizable de 76.283 metros cuadrados, que abarca la actual zonas de naranjos que va desde la parte trasera de la capilla de la playa hasta el camino de los Marenys a la altura de la plaza Fahd Ben Abdelaziz, cerca de la zona conocida como «Padur».

Es la Comisión Territorial de Urbanismo, dependiente de la Conselleria de Política Territorial, la que propone el archivo de este proyecto urbanístico debido a que el agente urbanizador, Urbanitzacions Mar i Vent S.L., no ha acabado de tramitar la documentación que se le pedía. En octubre del año 2020, este organismo suspendía la aprobación definitiva del plan parcial a la espera que la sociedad tramitara una serie de enmiendas para subsanar algunas deficiencias encontradas en la documentación. En concreto, consideraba inviable su aprobación «si no queda garantizada la depuración de aguas residuales», basándose en la legislación en vigor en estos momentos.

Este requerimiento no tuvo respuesta, algo que incluso se le informó al propio ayuntamiento.

Transcurrido el tiempo, la firma siguió sin responder a las comunicaciones por parte de la Generalitat, por lo que el pasado 17 de noviembre caducaba el plazo de la comisión territorial y el 15 de diciembre este órgano decidía archivarlo de forma definitiva por «no atender al requerimiento».

El próximo lunes será el pleno de Tavernes de la Valldigna, quien tendrá que confirmar este archivo, algo que ocurrirá ya que el Gobierno loca, en principio, dará curso a la petición.

Con este archivo, el plan regresa a la casilla de salida, es decir, que si algún otro agente urbanizador, o el mismo, quisiera volver a retomar el proyecto, debería tramitar otra vez toda la documentación.

Y no es poco, ya que este PAI empezó a fraguarse en 2007, es decir casi quince años de trámites administrativos. Lo que sí que confirmaba el concejal de Urbanismo, Josep Llàcer, es que el ayuntamiento no asumirá el papel de agente urbanizador.

El proyecto del sector 16 de la playa de Tavernes comprendía no solo viviendas, sino también una zona comercial, hotel e incluso un espacio dotacional, que podría acoger cualquier tipo de servicio píblico. En concreto, el proyecto reservaba 21.764 metros cuadrados para zona de apartamentos turísticos y residencial para la construcción de chalets, otros 6.851 para viviendas unifamiliares, 10.402 destinados a levantar una zona comercial y espacios compatibles o 3.514 metros cuadrados que se destinarían a levantar un hotel. El proyecto también contemplaba más de 7.800 metros cuadrados de zonas verdes y 22.699 de calles.

El sector 16 se encuentra pegada al PAI la Vall del Mar, el macroproyecto que se pretendía construir en toda la zona rural de la playa vallera y que tampoco cristalizó.

Compartir el artículo

stats