Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio millón del Consell para remodelar el eje Santa Clara-Carmelites-Jesuïtes de Gandia

La intención es que las obras se ejecuten a lo largo del presente año y prevén una inversión de 835.000 euros

La calle de les Carmelites, entre la plaza de la Vila y el mirador del Serpis, en una imagen de la tarde de ayer. levante-emv

Costará un poco de creer, pero este año 2022 va a ser, salvo imprevistos graves, el de la remodelación urbanística del eje viario que forman la plaza de la Duquessa Maria Enríquez y las calles de les Carmelites y dels Jesuïtes, así como el espacio ajardinado, denominado plaza de la Vila, que rodea edificio consistorial de Gandia.

Se trata de una actuación que, repetidamente, han venido anunciando los distintos gobiernos locales de Gandia desde hace más de diez años y que, por unas causas u otras, nunca se ha podido ejecutar.

Para creer que ahora va en serio la diferencia no solo es que ya se dispone de un esbozo de proyecto, sino que, mucho más importante, este periódico ha podido saber que el Consell de la Generalitat ha concedido una importante ayuda de medio millón de euros para acometer las obras. Y esa es, obviamente, una razón de peso para, de una vez por todas, proceder a la ejecución.

Hace unos meses el vicealcalde y concejal de Urbanismo de Gandia, Josep Alandete, condicionaba ese importante proyecto que afecta al corazón del centro histórico, a esa petición de ayuda realizada a la dirección de Calidad, Rehabilitación y Eficiencia Energética de la Generalitat. El pasado mes de diciembre ese departamento dio su visto y concedió íntegramente la cantidad solicitada. Medio millón de euros que el ayuntamiento complementará con otros 350.000 que suman el total del proyecto que en estos momentos se ultima.

Según ha podido saber este periódico, los técnicos trabajan en una de esas actuaciones que se han definido como «confortabilidad urbana». Desde la plaza de la Duquessa Maria Enríquez hasta la calle del Duc Alfons el Vell se encuentran las calles de les Carmelites y dels Jesuïtes. Las dos verán ampliadas las aceras y espacios peatonales, y casi seguro que se retirarán muchos de los actuales espacios reservados para aparcar. El Gobierno local, como también se dijo en su momento, no contempla una peatonalización dura, con cierre total del tráfico, porque la idea es que los coches sigan circulando aplicando limitaciones para tratar de reducir el flujo y dar así una imagen más peatonal. Hay que tener en cuenta que, además de los comercios, en las calles afectadas se encuentran los colegios Carmelites y Borja-Jesuïtes y que, hasta sus puertas, llegan cada día muchos padres con sus coches para dejar a los escolares.

Además de la renovación de todas las infraestructuras de servicios, con la sustitución de las canalizaciones de fibrocemento para el agua potable, se aplicaría un tratamiento superficial a un solo nivel, facilitando la accesibilidad de todo el espacio y convirtiéndolo en un lugar urbanísticamente más «amable».

La ayuda de la Generalitat se incluye en el llamado Pla Conviure, que pretende mejorar espacios urbanos a lo largo y ancho de la Comunitat Valenciana, y el Gobierno local, que está ultimando los detalles del proyecto como paso previo a la licitación de las obras, pretende ejecutar esa actuación en este mismo ejercicio para que finalicen, como mucho, a principios de 2023.

El concejal de Urbanismo señaló ayer a este periódico que la concesión de la ayuda de la Generalitat ha generado satisfacción en el ayuntamiento y que en estos momentos los técnicos trabajan en el cronograma para determinar el momento oportuno para el inicio de las obras. Previamente, cuando el diseño esté perfilado, se presentará públicamente.

Compartir el artículo

stats