Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baja la ola de covid, sube la de la depresión

Un centenar de pacientes de la zona de Tavernes participará en un programa experimental de tratamiento online

El centro de salud de Tavernes, donde se empezará a aplicar el programa. | LEVANTE-EMV

Los problemas mentales se han convertido en la pandemia que, valga la redundancia, ha surgido dentro de la propia pandemia del coronavirus. Así lo avisaban ya los psicólogos y las psicólogas durante el confinamiento y así se ha ido confirmando a lo largo de estos 23 meses de crisis.

En la comarca de la Safor, como es lógico, la población no es ajena a esta situación y, por ello, los servicios sanitarios, especialmente de la Atención Primaria, también están detectando un aumento de pacientes que acuden con este tipo de problemas, que se traducen en una mayoría de casos en cuadros depresivos.

Así lo explicó ayer a Levante-EMV, Pere Vera Albero, de la Unidad de Salud Mental del Departamento de Gandia, quien apuntaba que es especialmente después de las olas de contagios, como la que en estos momentos está a la baja, cuando en los centros de salud empieza el goteo de personas que acuden a ser atendidos por depresión. La salud mental, por tanto, tiene su propia ola y su curva empieza a aumentar al mismo ritmo que desciende la del virus.

«Este tipo de situaciones, para las personas más vulnerables siempre son motivos para empeorar», explicaba Vera. El sanitario apuntaba que, en muchas ocasiones, es la vuelta a la normalidad la que provoca ese empeoramiento «porque los pacientes se tienen que enfrentar a de nuevo a situaciones que provocan ese empeoramiento», explicaba.

Además, aunque se trata de una patología que afecta a personas de todas las edades, se está observando que «cada vez son más los jóvenes los que padecen depresión», como pueden se puede corroborar por parte de los servicios sanitarios pediátricos.

Para poder hacer frente de forma más efectiva a esta situación, el departamento de salud de Gandia va a poner en marcha próximamente un programa de tratamiento psicológico autoaplicado, es decir, que realiza el paciente en su propia casa a su ritmo y sin la intervención directa de un profesional sanitario.

Se trata de un programa de tratamiento psicológico, cuya eficacia está probada, según aseguran desde el departamento, denominado ‘Sonreir es divertido’ y que se aplica a través de Internet. Se basa en la psicología positiva y plantea situaciones que el paciente va adquiriendo también para su día a día.

No aumentar la medicación

El tratamiento se pondrá en marcha en modo de prueba en la zona básica de Tavernes de la Valldigna, es decir, para pacientes de los municipios que dependen del centro de salud de la capital vallera. En este caso participarán un centenar de personas que presentan situaciones menos graves y «que no necesitan de una atención más especializada», explicaba Pere Vera Albero.

Las personas que formen parte del programa podrán estar recibiendo medicación pero la pauta no podrá ser aumentada, ya que lo que se pretende es comprobar la eficacia en la mejoría de los y las pacientes sin que varíe ningún otro parámetro para comprobar si esa evolución se debe específicamente al trabajo con la plataforma online.

El programa está coordinado por el propio Vera, además de Clara Bertó Garcia y Raquel Escrivá Sanchis, de la Unidad de Salud Mental del Departamento de Gandia, y por Azucena García Palacios, de la Universitat Jaume I de Castellón, que es donde se ha desarrollado la plataforma. En él participan también los médicos de Atención Primaria del centro de salud de Tavernes. El objetivo es «mejorar la atención a personas con depresión en Primaria». En estos momentos, la única herramienta de la que disponen los y las psiquiatras en los centros de salud es la medicación, ya que no existe capacidad para realizar terapias psicológicas.

Investigación

A partir de ello, se va a desarrollar un estudio que permitirá investigar sobre el grado de apoyo o guía profesional más adecuado para obtener los mejores resultados en Atención Primaria.

Para desarrollarlo se ha dividido a los participantes en dos grupos. Unos dispondrán de apoyo telefónico además de la plataforma online y los otros no. El objetivo es comprobar si hay diferencia en la evolución de unos y otros. «Se trata de un estudio muy interesante desde el punto de vista de la introducción de servicios de terapia online en la sanidad pública, que además pone en valor la cooperación entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria y con la Universidad», explican desde la Unidad de Salud Mental. El objetivo final es contribuir a mejorar la calidad del tratamiento de la depresión en Atención Primaria y al desarrollo de la tecnología aplicada a la salud mental.

Compartir el artículo

stats