Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos de los cuatro colegios públicos de la Safor sin jornada continua consultarán el cambio a sus familias

Las familias del CEIP El Castell de Almoines y el CRA Riu Vernissa decidirán si adoptan las clases solo por la mañana.

El CEIP El Castell de Almoines, que votará si adopta la jornada continua

La Safor es una de las comarcas de la Comunitat Valenciana donde más extendida está la jornada continua en los colegios. Oliva fue una de las primeras ciudades en las que la Conselleria de Educación probó este nuevo sistema horario, que venía a sustituir el tradicional con clases por la mañana y por la tarde. El ejemplo agradó, no solo al resto de centros de este municipio, sino también a los de localidades de alrededor. Por ello, cuando en 2017 el departamento que dirige Vicent Marzà propuso extender la medida y que, para ello, lo confirmaran las comunidades educativas mediante un referendum, un gran número de colegios decidió participar en la votación.

Ya en la primera ocasión, la jornada continua se impuso en la gran mayoría de centros y así fue también en las siguientes convocatorias hasta que, en 2019, último curso en que se llevó a cabo el proceso, ya prácticamente todos los centros públicos de la comarca lo tenían implantado. En estos momentos, de hecho, solo hay cuatro colegios de titularidad pública que siguen sin ofrecer a su alumnado este tipo de horario.

Pero esta cifra podría reducirse aún más en unas semanas, ya que, de estos, dos van a participar en la consulta organizada por la Conselleria de Educación, que tendrá lugar el próximo 11 de abril, para que las familias decidan si adoptan o no el cambio. 

Se trata del CEIP El Castell, de Almoines, que hasta ahora siempre había rechazado por convicción propia la modificación del horario, y el CRA Riu Vernissa, de Llocnou de Sant Jeroni. 

En el caso de que la propuesta salga adelante en estos dos centros educativos de infantil y primaria, los dos únicos colegios públicos que seguirán con las clases por la mañana y por la tarde son el CEIP Sant Marc de Beniarjó y Beniflà, donde la propuesta no logró los apoyos suficientes en las dos ocasiones en las que se ha llevado a cabo la votación entre las familias, y el CRA Montdúver de Potries, Barx y Palmera.

Cabe recordar que para implantar la jornada continua, los dos centros donde se vota en esta ocasión deben dar el «sí» al menos el 55% de las familias censadas en el centro. El referéndum en El Castell y el CRA Riu Vernissa se desarrollará a lo largo de toda la jornada y será a última hora de la tarde cuando se conocerá el resultado. Desde los centros, en estas semanas, llevan a cabo la labor de información para que las familias dispongan de todos los datos a su alcance para tomar la decisión.

Porque el cambio no implica que los niños y las niñas tengan que dejar de ir obligatoriamente al colegio por la tardes. Esta modalidad, más que jornada continua se conoce como flexible, ya que incluye una programación de actividades extraescolares que pueden hacer que la estancia se alargue hasta las 17 horas. Las familias pueden elegir hasta qué hora los escolares pueden estar en el centro cada día, entrando a las 8 horas y pudiendo elegir las 14, las 15.30, las 17 o incluso las 18 en algunos casos para la salida.

A los centros públicos, que son mayoría, hay que sumar los tres únicos concertados que han adoptado el cambio: Verge del Rebollet y San José de la Montaña de Oliva y el Santa Anna de Villalonga.

En cambio, entre la educación concertada siguen siendo mayoría los que mantienen la jornada partida. Ese el sistema horario que ofrecen los nueve de Gandia y los dos de Tavernes de la Valldigna ,que ni siquiera se han plantado el cambio de opción. 

Compartir el artículo

stats