Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia también quiere ser ciudad de festivales

El ayuntamiento invertirá casi 200.000 euros en los próximos dos años en el montaje de toda la infraestructura necesaria para la celebración de un macroevento en Benieto. El objetivo es consolidar iniciativas como el Pirata

Montaje del escenario para el Pirata en el polígono Benieto, en una edición anterior

Los tienen Benicàssim, Benidorm, Cullera y hasta Tavernes de la Valldigna. Por eso, Gandia no quiere ser menos y también quiere formar parte del mapa de ciudades vinculadas a sus festivales musicales. Por ese motivo, el ayuntamiento ha sacado a licitación un novedoso pliego de condiciones que servirá para contratar una empresa que se encargue del montaje y desmontaje de toda la infraestructura necesaria para crear un espacio destinado a acoger conciertos en varias parcelas públicas del polígono Benieto. La iniciativa, que consta de una inversión de más de 190.000 euros para los próximos dos años, con posibilidad de prórroga a otros dos, pretende, por una parte, consolidar la celebración de un macroevento musical en la ciudad durante la segunda o tercera semana de julio y, por otra, que la marca del evento esté estrechamente ligada a la capital de la comarca.

Antes de la pandemia, Gandia había acogido varias ediciones del Pirata Rock, un evento que, además, se celebraba en esa misma zona de Benieto y que ya tiene la práctica totalidad de su cartel confirmado precisamente para los días que van del 14 al 17 de julio. Pero, tras dos años muy complicados para la industria, el departamento de Turismo es consciente de la dificultad de las empresas para poder hacer frente a los gastos que precisan estos eventos y Gandia no quiere perder su festival. Así, la propuesta del consistorio busca "dar viabilidad económica" al evento que se celebre. Aunque se trata de un concurso abierto a que cualquier mercantil pueda presentarse, no cabe duda de que el Pirata Rock, rebautizado como Pirata Beach Fest, es el mejor posicionado para adjudicarse el contrato por el conocimiento que tiene del entorno.

De ese modo, el ayuntamiento asume el coste del montaje de la infraestructura necesaria para la organización del evento, como son la instalación de los dos escenarios con sus equipos de sonido e iluminación para las zona de conciertos, inodoros, duchas, contenedores para la recogida de residuos, megafonía para posibles avisos de emergencia o alumbrado, entre otros. También se encargará de habilitar la zona de acampada, que, en este caso, se instalaría en el parque Ausiàs March. también equipada con todos los servicios. De ese modo, la empresa organizadora solo tendría que asumir el caché de los artistas y el resto de gastos de funcionamiento del festival, como son la decoración, vigilancia, animación, etc, según se desprende de los pliegos, a los que ha tenido acceso Levante-EMV.

El concejal de Turismo, Vicent Mascarell, consultado por este periódico, señalaba que, a través de este proceso abierto "se garantiza el compromiso de futuro por parte del ayuntamiento y la empresa que resulte adjudicataria para la celebración el festival". En ese aspecto, el ayuntamiento considera que el retorno económico que tiene para la ciudad un evento de estas características supera la inversión de casi 100.000 euros al año que realizará la administración local para mantener la celebración del evento. Así, con las prorrogas incluidas, Gandia se aseguraría la celebración del festival, como mínimo, hasta el año 2025, para lo cual destinaría un total de 320.000 euros.

Compartir el artículo

stats