Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia intenta completar el Mercat del Prado con dos paradas que se subastan por solo 270 euros al mes

Las dos paradas se tendrán que dedicar al consumo, degustación y venta de productos

El Mercat del Prado, en una imagen de archivo. levante-emv

El Ayuntamiento de Gandia va a llevar a cabo un nuevo intento para poder completar todas las paradas del Mercat Municipal del Prado y que en cada una de las parcelas habilitadas exista algún tipo de negocio.

Para ello, y como ha ocurrido en anteriores ocasiones, ahora salen a subasta los dos espacios que están vacíos desde hace tiempo, uno recayente al exterior, mirando a la propia plaza del Prado, y otro que solo tiene acceso a través del pasillo central interior del mercado y, por lo tanto, menos atractivo.

El interés por adjudicar estos dos puestos, los números 4 y 7, son evidentes porque el departamento de Promoción Económica ha situado la base de la puja en solo 270 euros mensuales por el alquiler, que necesariamente sería por un periodo de cuatro años. A esa cantidad habría que añadir los gastos que las empresas, autónomos o particulares adjudicatarios tendrían que abonar por los gastos de mantenimiento del complejo comercial.

Se trata, en cualquier caso, de una subasta con un suelo muy bajo, pero fuentes municipales consultadas ayer por este periódico confían en que los interesados eleven esa oferta. Quienes estén interesados deben saber también que tendrán que concertar un seguro de responsabilidad civil con una cobertura mínima de 300.000 euros.

Los puestos, uno de los cuales tiene 25 metros cuadrados y el otro 28, se tienen que dedicar al consumo, venta y degustación de productos.

Medio mercado para Fira Mercat

Desde que este complejo comercial se puso en marcha, a finales de 2014, el consistorio ha tratado de llenarlo de establecimientos, y, de hecho, muchos de los que están allí asentados funcionan muy bien y aprovechan el enorme atractivo que la plaza del Prado ha ganado en los últimos años, tanto desde el punto de vista de zona de ocio y «tardeo», como para la venta de productos de alimentación.

Ahora bien, casi la mitad de la superficie que ocupa el Mercat del Prado, que inicialmente abrió sus puertas siendo un supermercado de una conocida marca, ha quedado finalmente reservada para usos municipales, y es ahí donde el ayuntamiento impulsa Fira Mercat, una especie de miniferia que periódicamente permite exhibir, difundir y vender productos y servicios de todo tipo. La última edición de Fira Mercat acabó hace apenas dos semanas.

Compartir el artículo

stats