Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia acoge a 126 refugiados ucranianos desde el inicio del ataque a Ucrania

Un total de 28 menores han sido escolarizados en centros de la ciudad

Recogida de material en un local de la ciudad de Gandia

Desde el primer día que las tropas rusas empezaron el ataque a Ucrania, en todas partes se ha desatado una gran ola de solidaridad con las personas afectadas por la guerra. En la comarca dela Safor no ha sido menos, como así lo demuestra el hecho de que prácticamente todos los municipios han organizado campañas para recogida y envío de material y dinero a las zonas fronterizas, donde se encuentran las miles de personas que tratan de huir de las bombas.

Además, muchas personas procedentes de aquel país han encontrado refugio en diferentes localidades de la comarca de la Safor. Gandia, por ejemplo, ha informado que, hasta el momento, la ciudad ha atendido a un total de 126 personas procedentes de Ucrania. Son las que han acudido a la oficina de atención a personas Migradas (Pangea), situada en la plaza de les Xocolateres, en el centro Joan Climent. En este espacio, las personas refugiadas han contado con servicio de traducción y una psicóloga que, junto con técnicos municipales, les han ayudado respecto a cuestiones relativas a la acogida y alojamiento de familias.

Además, en cuanto a las cuestiones educativas de aquellos niños y niñas que se encuentran en edad escolar, el Ayuntamiento de Gandia ha informado de que un total de 28 menores han sido escolarizados en once centros escolares distintos de la ciudad, tanto públicos como concertados y en niveles que van desde la guardería infantil hasta tercero de la ESO.

Por último, y en lo que respecta al acopio de material, los centros de recogida situados en el Espai Baladre y en el Centro Cívico Roís de Corella han funcionado perfectamente, gracias a la colaboración de voluntarios, Protección Civil y los departamentos implicados. Ya se han enviado dos camiones con material en el punto centralizado de València y se está a la espera de realizar un nuevo envío. Se han recogido miles de kilos gracias a la colaboración ciudadana.

Lo cierto es que la respuesta de la sociedad a esta crisis humanitaria ha sido rapidísima. Tan solo unos días después de que se iniciara el ataque, la Iglesia ya traía a la comarca de la Safor a las primeras ocho familias refugiadas para instalarlas tanto en Gandia como en Simat. Pero, poco a poco, han sido otros municipios de la comarca de la Safor los que se han ido sumando y ofreciendo viviendas, tanto a través de particulares como de entidades de distinta índole, para acoger a familias procedentes de aquel país.

Compartir el artículo

stats