Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hija del médico José Pedraza, desterrado de Gandia tras la guerra, dona sus documentos al archivo

Fue condenado a dos penas de muerte tras la victoria franquista, pero no se ejecutaron y falleció en 1975

La fotografía y documentación de José Pedraza. ahg

Hace unas semanas, Pepita Pedraza, maestra ya jubilada del colegio Paidos de Dénia, transmitió al Arxiu Històric de Gandia su intención de realizar una donación de algunas fotografías y documentos sobre su padre, el médico José Pedraza. Se trata de un hombre natural de Lorca, en Murcia, pero quiso trasladarse a València con la intención de estudiar Medicina y, posteriormente, empezó a ejercer como médico especialista en Gandia.

Su hija cuenta cómo se integró a la vida gandiense, primero formando parte de la sociedad Fomento de Agricultura, Industria y Comercio y, con más implicación política, en el partido Izquierda Republicana.

Una vez iniciada la guerra civil española quiso ir de forma voluntaria al frente en Teruel hasta 1938, año en el que decidió casarse. En ese momento su intención también fue estar más cerca de sus padres, ambos heridos en el bombardeo que se produjo en Gandia el 26 de febrero de 1937, y solicitó el traslado al hospital militar de Benirredrà.

Tras la victoria de Franco, Pedraza fue detenido y encarcelado en el actual edificio de l’Escola Pia y fue condenado a dos penas de muerte. Afortunadamente estas no llegaron a ejecutarse, pero sí que fue desterrado de la ciudad y tuvo que marcharse a Lorca, desde donde, años después, se instaló en Dénia, si bien con el paso del tiempo pudo volver a Gandia, donde murió el 15 de abril de 1975.

El Arxiu Històric de Gandia ha agradecido el gesto de su hija Pepita por haber aportado esta documentación, ya que forma parte de la historia de la ciudad. Los documentos, una vez catalogados, se ordenarán y se pondrán a disposición de los investigadores que puedan interesarse.

Compartir el artículo

stats