Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia salva la marcha de tres médicos de UCI al modificar la propuesta de nuevas plazas

Sanitat siempre ha defendido que no iba a cerrar ninguna de las 18 camas

Dos profesionales atienden a una persona en una cama de la UCI de Gandia. | LEVANTE-EMV

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Francesc de Borja de Gandia no perderá, finalmente, a la mitad de su equipo facultativo a partir del próximo 1 de mayo. Así se desprende de un documento remitido por la Conselleria de Sanitat Universal a la dirección del departamento de salud, al que ha tenido acceso Levante-EMV, en el que se informa de la «creación de nuevos puestos de trabajo en Atención Especializada» y que incluye la contratación de tres intensivistas en la relación de plazas que se otorgarán a profesionales sanitarios que se incorporarán a partir del próximo 1 de mayo dentro del plan puesto en marcha por el órgano que dirige Ana Barceló.

Como publicó este periódico hace unas semanas, de los doce facultativos y facultativas que actualmente prestan servicio en la unidad, seis causarán baja a partir de la próxima semana como consecuencia del fin de los contratos de refuerzo por la pandemia de la Covid. En un principio, estos puestos no se iban a cubrir, lo que suponía dejar la unidad justo con la mitad de médicos para atender 18 camas, 13 de intensivos y 5 de intermedios.

Esta cuestión fue denunciada por los propios profesionales, que criticaban que esas bajas supondrían el cierre de la mitad de las camas, ya que no había fórmula posible de seguir atendiendo un servicio que habitualmente está en más del 70% de ocupación con la mitad de personal.

Sin embargo, desde la dirección del departamento, a preguntas de este periódico, siempre han mantenido que no se iba a cerrar ninguna cama, aunque sin aclarar cómo iban a ser capaces de hacerlo con la mitad de personal facultativo.

Ahora, en la relación de plazas que se adjudicarán dentro del plan de contrataciones se han incluido tres plazas de intensivistas para el hospital Francesc de Borja de Gandia. Si bien con esta cifra no se cubren todas las plazas que se pierden, al menos sirven para que el servicio no se vea tan comprometido como en un principio se temía, todo y que los y las profesionales siguen pidiendo que se evite la marcha de los otros tres.

La doctora Marisa Blasco, presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias, explicaba ayer que esta modificación se debe a que la Conselleria de Sanitat Universal destinará finalmente 20 plazas a UCI, «en lugar de las siete que estaban previstas inicialmente».

Para lograr estas contrataciones que permitirán que, por el momento, se pierdan la mitad de los puestos inicialmente previstos, la dirección médica del propio hospital había presentado una propuesta de reajuste de las plazas que le corresponde, para lo cual ha retirado plazas de algunas especialidades que no se iban a cubrir para añadirlas a la UCI. Además, según apuntan varias fuentes a este periódico, la dirección del centro está negociando la contratación de un cuarto facultativo intensivista, aunque no sería tan inmediato.

Fuentes internas del hospital consultadas por este periódico destacan el esfuerzo de la dirección médica y la gerencia, que se han movido para evitar la pérdida de todas las plazas de la UCI.

El departamento de salud de Gandia incorporará en este proceso 242 plazas. De estas, 172 están destinadas a reforzar la atención hospitalaria, mientras que otras 70 se contratarán para la atención primaria. 251 sanitarios de todo el departamento causarán baja por el fin de los contratos covid.

Compartir el artículo

stats