Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día histórico para la educación en Xeraco

El ayuntamiento firma el acta de replanteo que da inicio a las obras de construcción del nuevo colegio, que unificará las unidades de infantil y primaria tras décadas de reivindicación

El alcalde, Avelino Mascarell, y representante de la empresa, en el solar donde se construirá el edificio

Xeraco está de enhorabuena. Después de más de 20 años de reivindicaciones, en los próximos días arrancan las obras que permitirán unificar los dos niveles del colegio Joanot Martorell. El centro está dividido en dos. El alumnado de infantil y algún curso de primaria estudian en el edificio de les "escoles velles", ubicado en la calle del Consell. Se trata de un edificio construido en los años 50. Por su parte, a un kilómetro de distancia están las clases de primaria, el comedor y también la "escoleta" que gestiona el consistorio. Ese edificio, que es conocido en la localidad como las "escoles noves" fue levantado a mitad de los años 70.

Con este panorama, son muchas las generaciones de Xeraco que han estudiado con esa incomodidad, que incluía, por ejemplo, el traslado en autobús de los niños y las niñas desde el centro viejo al nuevo para poder hacer uso del comedor escolar. Otro de los inconvenientes es para las familias que tienen alumnos en ambos edificios. Pero si se cumplen los plazos establecidos por la Conselleria de Educación, que es la encargada de llevar a cabo los trabajos dentro del Pla Edificant, en algo menos de dos años se habrá puesto solución definitiva a esa situación.

El alcalde, Avelino Mascarell, ha firmado, con representantes de la empresa adjudicataria de las obras, el acta de replanteo, paso previo al inicio de las obras. "En los próximos días llegarán ya las máquinas para empezar a trabajar", ha señalado a Levante-EMV.

Durante años, el alumnado ha tenido que desplazarse un kilómetro en autobús para hacer uso del comedor escolar

decoration

El nuevo edificio se levantará en el solar donde se encuentra el aulario de les "escoles noves", ubicado en la calle Humanista Luis Vives. Los trabajos consistirán en la demolición de las actuales unidades para levantar posteriormente un edificio nuevo. El proyecto cuenta con una inversión de 6 millones de euros. El nuevo colegio tendrá 6 aulas de Infantil de 3 a 5 años y 12 de Primaria, además de un aula adicional, un comedor con cocina propia para 360 alumnos en dos turnos y gimnasio. El plazo de construcción previsto por la Conselleria de Educación es de 20 meses.

El ayuntamiento había previsto el inicio de las obras para unos meses antes. Por ese motivo, las pasadas fiestas de Navidad realizó el traslado de todo el mobiliario y elementos necesarios para el funcionamiento diario del centro a las aulas prefabricadas instaladas en el polideportivo. De ese modo, además, no se quebraba el normal funcionamiento de las clases para trasladar al alumnado. Por lo tanto, el aulario de Humanista Luis Vives ya lleva varios meses vacío, lo que facilitará que las obras empiecen de forma inminente.

"Sin duda se trata de un día muy especial para Xeraco" afirmaba el alcalde, Avelino Mascarell. "Estamos más cerca de cumplir nuestro objetivo y compromiso con la comunidad educativa". "Si todo sigue el curso y se cumplen los plazos previstos, en menos de dos años será una realidad el nuevo centro educativo", añadía Mascarell.

El alcalde destacaba que "con esta firma se pone fin a una reivindicación histórica de la comunidad educativa, el AMPA, los padres y madres, y de las distintas formaciones políticas". La situación actual provocaba muchos inconvenientes a las familias que tenían sus hijos en los diferentes centros. Además, el nuevo colegio, mejorará la accesibilidad de los niños y las niñas de Xeraco.

A la firma del acta han asistido, además del alcalde, la representante de la contrata, Consuelo Samper y el de la Dirección Facultativa de las Obras, José Alfredo Ortega.

Compartir el artículo

stats