Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gran Fira del Motor vuelve a Gandia

Coches y motos de todas las marcas y categorías toman el centro de la ciudad del 6 al 8 de mayo

Jordi Baró, Víctor Moll, José Manuel Prieto y Vicenta Ferrer, ayer al presentar la IX Fira del Motor. | ÀLEX OLTRA

Casi tres años después de la última edición, la de 2019, Gandia va a recuperar su gran Fira del Motor, un espacio que llena buena parte del centro de la ciudad y que, como se demostró en las ediciones anteriores, cada vez atrae a más visitantes, a más compradores y, consiguientemente, genera un mayor volumen de ventas.

Varias personas, entre muchos vehículos, durante la última Fira del Motor de Gandia, en 2019. | XIMO FERRI

Esta novena edición de la Fira del Motor, presentada ayer, tendrá lugar entre el viernes 6 y el domingo 8 de mayo y, como apuntaron ayer los protagonistas, supone el regreso de una cita muy importante convertida en referente nacional. Prueba de ello es que en 2019 generó negocio por 6 millones de euros para un sector que mantiene 1.200 empleos en la ciudad. La pandemia del coronavirus ha querido que esta sea, además, la primera feria de la legislatura.

Los detalles del certamen fueron aportados por el alcalde de la ciudad, José Manuel Prieto, la concejala de Políticas Económicas y Comercio, Vicenta Ferrer, el presidente de la Asociación de Concesionarios de la Fira del Motor, Víctor Moll, y el representante de los concesionarios de motos, Jordi Baró.

La primera autoridad local, tras señalar que esta es «una de las citas del sector automovilístico más importantes de las Comarcas Centrales Valencianas», consideró que desde el ayuntamiento se estima «necesario» impulsar acontecimientos como este que permiten la reactivación de esta importante industria. «Tenemos que ir de la mano de nuestro empresariado, apoyarle y promover una colaboración público-privada, que es eficaz siempre para las dos partes».

La IX edición de la Fira del Motor mantiene un estructura muy similar a de los últimos años y ocupará una enorme extensión de 20.000 metros cuadrados en el centro de la ciudad. Contará con la participación de 6 expositores con 18 marcas de motos. Otros 17 con 26 marcas de vehículos y 3 reservados a los vehículos de ocasión.

Uno de los aspectos singulares de esta Fira del Motor es la apuesta por la sostenibilidad, que ya se había iniciado en anteriores ocasiones pero que ahora alcanza una mayor penetración en un mercado que, como todos coinciden, irá a más con la venta de vehículos eléctricos e híbridos con cero emisiones o con niveles muy bajos.

En ese sentido, la concejala Ferrer anunció que esta Fira del Motor va a ser «más verde y sostenible» porque «hemos puesto muchos recursos dirigidos a ese aspecto». «Movilidad y sostenibilidad son dos conceptos que, cada vez, son más inseparables», concluyó.

Así, todos los concesionarios reservarán un espacio a los vehículos eco y la «pegatina 0». Además, y en ese mismo ánimo de avanzar hacia una movilidad sostenible y ecológica, la Oficina municipal de Proyectos Europeos de Gandia incorporará un mostrador informativo en el mercado de la plaza del Prado, al tiempo que se programarán varias charlas para difundir las líneas de financiación de los fondos Next Generation, con el fin de ofrecer asesoramiento y difusión de información respecto al necesario impulso de la movilidad sostenible o la rehabilitación de edificios para que sean energéticamente más sostenibles.

«Ha sido una apuesta muy valiente para poder evolucionar hacia un modelo centrado en la sostenibilidad que, además, impulse a las personas a realizar ese cambio», apuntó Víctor Moll.

El representante del sector de las motos también dijo durante la presentación del certamen que los vehículos expuestos se podrán probar. «Invito a la gente a que venga a verlos. Los descuentos se mantendrán durante los tres días de la feria y los acuerdos se podrán cerrar hasta un mes después en los concesionarios», como también ocurre en el caso de los coches.

El alcalde de la ciudad recalcó el hecho que este acontecimiento comercial vaya mucho más allá del automóvil y sea importante para otros sectores de la ciudad de Gandia. «Supone también un aliciente para la hostelería y el comercio de la ciudad que, durante los días de celebración, recibe un considerable incremento de clientes», dijo José Manuel Prieto, quien concluyó que la Fira del Motor, como ocurrió en las ediciones anteriores «es una excusa para pasear por Gandia, tomar algo y aprovecharse de las interesantes ofertas». «No puedo más que mostrar mi apoyo y el apoyo del Ayuntamiento de Gandia».

Compartir el artículo

stats