Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

El Consell se cansa de esperar el Tren de la Costa y anuncia un tranvía Gandia-Dénia

El conseller Arcadi España reconoce que «ninguna administración ha cumplido» con ese proyecto y anuncia que presentará su alternativa en breve

Un tren de Cercanías entre Xeraco y Tavernes de la Valldigna

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad presentará en breve un proyecto para construir un tranvía entre las ciudades de Gandia y Dénia. Lo ha anunciado el titular de ese departamento, Arcadi España, quien asegura que desde hace tiempo se viene trabajando en ese proyecto a la vista de que el Ministerio de Transportes sigue sin presentar el suyo propio, llamado Tren de la Costa, que comunicaría, mediante vía ancha, las ciudades de Gandia y Alicante con parada en las distintas ciudades intermedias de la costa sur valenciana.

«Desde hace muchos años el ferrocarril entre estas dos comarcas es una demanda de miles de ciudadanos que no ha sido cumplida durante mucho tiempo por ninguna administración», señala a este periódico el conseller España, quien añade que ya se ha podido avanzar en un diseño de tranvía que «en las próximas semanas» se presentará a la sociedad de ambas comarcas.

El conseller de Política Territorial respondía así a la sorprendente declaración del presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, quien en la mañana de ayer aseguró que esta institución iba a construir un tranvía de Dénia a Gandia. Fuentes del Consell de la Generalitat señalaron a este respecto que esa actuación está al margen de las competencias de las diputaciones y, además, excede territorialmente su área de gestión porque el tranvía afecta también a la provincia de València.

También reaccionó el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, quien dijo que el anuncio de Mazón «es electoralista» porque el presidente de la diputación, que también presidente del PP de la Comunitat Valenciana, «sabe de sobra que no tiene competencias» para impulsar este proyecto.

En mucho menos tiempo

La Generalitat sí puede hacerlo y la decisión de la conselleria de atrevirse a promover y construir este tranvía responde a la increíble lentitud de los distintos gobiernos de España, tanto del PSOE como del PP, en el impulso del Tren de la Costa. Pese a las decenas de promesas y solemnes firmas de convenios de infraestructuras, desde hace meses no hay noticias de un proyecto, sin duda complejo, que viene siendo demandado por instituciones, empresarios, partidos políticos y sociedad civil en su conjunto desde hace décadas.

El conseller España no dio plazos ayer, pero de lo que no hay duda es que un tranvía se podría ejecutar con mucho menos tiempo que una línea férrea convencional porque, entre otros aspectos, discurriría enteramente en superficie, la infraestructura es mucho menos rígida y se plantea para que los convoyes circulen a una velocidad menor que la del tren de vía ancha.

Sobre esta cuestión, consultado por este periódico, el alcalde de Gandia, José Manuel Prieto, señaló que no solo el conseller ya le había trasladado esta propuesta, sino que la considera positiva y que apoya decididamente. Prieto recordó que el Ayuntamiento de Gandia aún sigue esperando la contestación a las alegaciones presentadas al Tren de la Costa y, por eso, «luchamos con la conselleria por esta buena propuesta», en referencia al tranvía, «que es beneficiosa para la ciudad».

Esta actuación, de la que se conoce apenas el anuncio, permitiría, en un futuro, realizar el trayecto desde Gandia a Alicante porque en Dénia la infraestructura conectaría con la Línea 9 del Tram de Alicante, popularmente conocido como el Trenet de la Marina.

Incógnitas del Tren de la Costa

La decisión de la Generalitat deja abierta la incógnita sobre si el Ministerio de Transportes va a mantener la idea de construir el Tren de la Costa, una obra de enorme envergadura que ahora comienza a generar muchas dudas sobre su posible realización. En primer lugar, porque sorprende que, tras cuarenta años reivindicando una conexión ferroviaria entre la Safor y la Marina, ahora se tengan que ejecutar dos, la del tranvía y la del Tren de la Costa. Y, en segundo lugar, porque las dificultades técnicas de una doble plataforma de vía ancha son más que considerables. Ayer mismo el conseller Arcadi España apuntó los problemas que genera construir la plataforma ferroviaria por espacios naturales muy sensibles, como los parques naturales del Marjal de Pego-Oliva o del Montgó, pero no menos importante y preocupante resulta el trazado por zonas urbanas. Primero en Gandia, donde se tendría que ampliar nada menos que el túnel de acceso a la actual estación, y después en Oliva, que debería ser atravesada, de punta a punta, con otro túnel con estación subterránea incluida.

Casualidad o no, la idea del tranvía Gandia-Dénia ya fue apuntada hace unos meses por la vicealcaldesa de Oliva, Ana Morell, en un artículo de opinión publicado en este periódico.

Muchas ventajas y algunos inconvenientes



El proyecto del Tren de la Costa contempla, en la Safor, paradas en Gandia y Oliva. Y nada más. Eso generó críticas más que fundadas en el núcleo urbano de Bellreguard-Palmera-l’Alqueria de la Comtessa, donde el tren pasaría de largo. También se criticó que no se incluya un apeadero junto al hospital de Gandia, un servicio que genera una enorme movilidad desde todos los municipios.


El tranvía, en cambio, se convierte en un sistema mucho más versátil, con más paradas intermedias, no solo en el hospital o Bellreguard, sino también en Oliva Nova o municipios de la Marina Alta, como el Verger y Ondara, antes de llegar a Dénia.


Además, la infraestructura a construir es mucho más sencilla y pueden salvarse con más facilidad obstáculos naturales o artificiales, como las carreteras, ríos o barrancos. Por su concepción, y salvo dificultades mayores, se descartarían túneles, excepto el ya existente bajo la calle del Tossal de Gandia para el acceso a la estación subterránea.


El tranvía es más urbano y contribuye a vertebrar el territorio, y la velocidad de circulación no sería inconveniente para el transporte de pasajeros entre la Safor y la Marina porque tampoco las distancias son grandes.


Ahora bien, el inconveniente respecto al Tren de la Costa son los desplazamientos a mayor distancia, especialmente entre las ciudades de la Safor y la Marina con Alicante, porque el tranvía tardaría más en cubrir la distancia. Un tren convencional se diseñaría para poder circular, al menos, a 120 kilómetros por hora en buena parte de su recorrido, mientras que el tranvía baja mucho esa velocidad, incluso si se plantean convoyes que no se detengan en todas las estaciones.


Y no hay que olvidar el dinero. Aunque los fondos Next Generation de la Unión Europa puedan contribuir a la financiación del tranvía o del tren convencional, la diferencia es mucha. No se sabe cuánto costaría el tranvía, pero el Tren de la Costa, según los cálculos iniciales, requeriría invertir más de mil millones de euros.

Compartir el artículo

stats