Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hospital de Gandia amplía el área de operaciones quirúrgicas sin ingreso

La sala acogerá dos camas más de las que ofrecía para intervenciones de la unidad del dolor

Varias trabajadoras del servicio de UCSI del hospital de Gandia preparan una cama. | LEVANTE-EMV

El Hospital Universitario Francesc de Borja de Gandia ha ampliado la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI) con el fin de incrementar el número de camas para pacientes, así como el espacio para uso interno de los profesionales. Esto permite además el aumento de la actividad quirúrgica, reduciendo la lista de espera.

La UCSI es una unidad asistencial coordinada por el servicio de Anestesia, Reanimación y Terapéutica del Dolor, que se encarga de realizar intervenciones de Cirugía Mayor y Cirugía Menor Ambulatorias de todas las especialidades quirúrgicas (General y Aparato Digestivo, Oftalmología, Otorrinolaringología, Traumatología, Ginecología y Urología) que no requieren ingreso hospitalario, así como técnicas e intervenciones de la Unidad del Dolor.

Con esta remodelación se suman seis camas para la atención a pacientes en la UCSI, de las cuales dos están destinadas a la Unidad del Dolor Crónico. Además, se ha reestructurado el espacio interno para los trabajadores, lo que ha permitido también ampliar espacios logísticos y de almacenamiento.

La Unidad del Dolor Crónico, que depende del servicio de Anestesia, atendió en el último año 2.400 visitas de más de 1.000 pacientes, teniendo en cuenta las consultas y los tratamientos intervencionistas. Estos procedimientos engloban los tratamientos con fármacos administrados por vía oral o por vía parenteral y los de radiofrecuencia y denervación.

El paciente habitual suele ser mujer en edad comprendida entre los 50 y 70 años con sobrepeso. En cuanto a las patologías prevalentes, según indica el responsable de la Unidad, el doctor Agustín Guerri, «son aquellas relacionadas con el dolor de espalda (cervical, dorsal y lumbar) y con el dolor muscuesquelético y neuropático». Algunas de las patologías más habituales son lumbalgias, lumbociáticas y síndromes postquirúrgicos de columna; cervicalgias, dorsalgias, dolor miofascial o por contracturas musculares persistentes; dolor artrósico de columna, hombros, caderas, rodillas; dolor regional complejo o distrofia simpática refleja o sudeck; neuralgias postherpéticas, cicatrices dolorosas, dolor por miembro fantasma y dolor neuropático o por lesión nerviosa, entre otras patologías.

Para ser atendido en esta sección, que se incluye en la cartera de servicios del hospital de Gandia desde 2008, es necesario que el paciente ya haya sido diagnosticado y remitido por otro especialista.

Compartir el artículo

stats