Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia prevé acabar 2022 con un 23% menos de deuda

El alcalde, Prieto, junto al vicealcalde, Josep Alandete, y el edil de Hacienda, Salvador Gregori Àlex Oltra

El Ayuntamiento de Gandia sigue trabajando y buscando fórmulas para reducir la abultada deuda con la que se encontró el actual Gobierno local en 2015. El alcalde, José Manuel Prieto, ha comparecido esta mañana junto al vicealcalde, Josep Alandete, y el concejal de Hacienda, Salvador Gregori, para anunciar el pago de 2,9 millones de euros que servirán para reducir la deuda bancaria que arrastra el consistorio.

De ese modo, la cifra que, una vez abonada esta cantidad, deberá la administración gandiense asciende a 272 millones de euros, cuando en 2015 era de 350, además de la deuda comercial, es decir, las facturas impagadas a los proveedores. Ese capítulo, actualmente, está, como señalaba de forma contundente Gregori a "cero patatero".

Esta amortización, que corresponde a dos préstamos que tenía suscritos el consistorio, además de los pagos que se van realizando mes a mes, permitirá que la ciudad, a final de año, habrá reducido en un 23% la deuda que tenía en el año 2015.

Prieto ha destacado que el "orden económico" que ahora mismo reina en el consistorio gandiense es lo que ha permitido poder dar este paso y reducir la deuda que somete al consistorio a un estricto control por parte del Ministerio de Hacienda. "Hemos hecho compatible reducir la deuda y, además seguir invirtiendo", ha señalado el alcalde. Todo ello, como, a su vez, recordaba el vicealcalde, Josep Alandete, "después de pasar dos años, 2020 y 2021, muy complicados debido a la pandemia, en los que hemos tenido que ayudar a los sectores productivos".

"Hemos hecho compatible pagar deuda y seguir invirtiendo en la ciudad"

decoration

Por su parte, el responsable de las cuentas municipales apuntaba que esta situación "no es casualidad", sino que "es fruto del trabajo colectivo de todo el Gobierno local". A su vez, aprovechaba para atacar la gestión del PP durante los cuatro años que estuvo al frente del consistorio, apuntando que "vamos a necesitar tres legislaturas para dejar la deuda como se la encontraron ellos". En 2011, cuando Arturo Torró accedió a la alcaldía con mayoría absoluta, la deuda de Gandia ascendía a 150 millones de euros.

Gregori, además, explicaba que en el presupuesto de 2023 se destinarán otros 10 millones de euros para amortizar deuda, lo que permitirá a la ciudad llegar a los 90 millones de euros de reducción.

Por último, Prieto recordaba que Gandia está sometida a un Plan de Ajuste y que es este mecanismo el que marcará cuándo tendrá la ciudad un nivel de deuda lo suficientemente aceptable como para poder acometer operaciones financieras de un nivel más importante. El alcalde ha solicitado al Ministerio de Hacienda una reunión para tratar la posible flexibilización de las condiciones de este plan.

Compartir el artículo

stats