Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Los gurús de la mediocridad

Los gurús de la mediocridad

Después de 7 años que el PSOE perdió las elecciones con el peor resultado de la historia y habiendo sido salvados por Judas en su venida al mundo, el Sr. Prieto y su «gurú económico», el Sr. Gregori, siguen manipulando la realidad. Manipular es peor que mentir, porque cuando un político manipula a sabiendas, trata al ciudadano de ignorante. Y para ello voy a descubrir el engaño expuesto en esta sesión de «trile» en forma de rueda de prensa. Dicen que el PP dejó 140 millones de deuda, y es verdad, pero no dicen que están incluidos 63 que dejó el PSOE y que el PP pasó a deuda financiera en el primer plan de pago a proveedores. Después hay que restar a estos 140 millones otros 40 que dejó de deuda el PSOE en IPG. En resumen, quedan 37, de los cuales tenemos que restar todavía intereses de créditos hechos por el gobierno socialista, (recordar que yo no pude hacer ningún crédito porque en la legislatura anterior el gobierno socialista había superado el límite legal), frente a los 323 millones que heredamos de deuda general en el 2011 y que auditó Deloitte (no una auditoría interna de amiguetes como acostumbra hacer el gurú y su equipo). A esto hay que sumarle los 65 millones del canon del agua que se gastaron en un año sin reparar ni un metro de tubería. En total la deuda que nos dejó la gestión socialista fue de 388 millones. «Ñas coca».

Esta y solo esta es la realidad que ya Compromís sacó a la luz en una auditoría en la legislatura pasada y que Diana Morant quería esconder. Pero la realidad que más duele es que este gobierno incompetente en dos legislaturas no ha hecho nada, repito nada, frente a toda la actividad de presente de entonces y futuro que proyectó el PP. Creamos positivismo, economía y actividad, la playa tenía vida, la ciudad estaba limpia, segura y ordenada, crecía en todos los sentidos y, sobre todo, había ilusión. Ahora es vozpopuli que nunca, y repito nunca, Gandia ha estado tan abandonada y tan apática, todas las acciones son caducas, politizadas y cutres; en resumen este gobierno está instalando en nuestra ciudad el provincianismo más rancio.

Todas estas falsedades solo tienen un único fin, esconder la incapacidad del gobierno. Gandia está perdiendo todos los trenes de vanguardia. Con el robo de la alcaldía al PP en el 2015, el gobierno de radicales aupado por el traidor detuvo el tiempo, paralizaron proyectos de futuro por una parte y se apropiaron de otros, proyectos que con tanto esfuerzo y trabajo hizo el PP y los técnicos de la casa, los mismos técnicos que hoy escapan de esta aburrida y nefasta gestión política. Conciertos, festival San San, actividades deportivas en playa y ciudad, feria del motor, belén gigante, palacio de congresos, paseo marítimo, varadero, escollera, trinquete, estación modal, reforma Jardinet, Plaza Prado, Colegio Cervantes, remodelación plazas, (España, Mayor, Colomets, Beniopa), nuevos chiringuitos, plan de urbanización general, campo de golf, pecio, Universidad Católica, parque acuático, Ciudad Agroalimentaria, Centro agrícola Torre dels Pares, retén de policía, playa Can, apertura Cueva Parpalló, apertura Museo Clarisas, Centro Alzheimer, casa natura. Col·lectiu Öbertament, Clot de la Mota, Centro multiusos plaza Baladre, Centro Musical Sant Francesc de Borja, etc.

Ahora comparemos con estos últimos 7 años. La Morada, ya abandonada y que ha hecho un daño irreparable al comercio y a la hostelería, peatonalización primera línea, otra ruina, y ya está no busquemos más, no hay más, fin de la historia. Eso sí, han sido especialistas en homenajes a la república, al guerracivilismo más partidista, exposiciones francofóbicas, catalanizar el Serrano y demás marrullerías. Ahhhh… y abrir el padrón de par en par sin control alguno. Tanta es su desidia que a la mínima salen a apuntarse cualquier tanto, ejemplo el del Sr. Gregori venido a tesorero de sacristía, presumiendo a bombo y platillo de proyectar un centro logístico para Ale Hop, como si no supiéramos todos que es para ampliar el de Bellreguard, que linda con Gandia y por supuesto la idea es de la empresa, que por cierto no sabe dónde se ha metido y los obstáculos que va a sufrir si al final, que lo dudo, sigue con el proyecto. Realmente y de forma objetiva es gente muy floja, y su gestión así lo demuestra. Son muchas las ciudades que nos están dejando atrás porque estos tristes gestores se conforman con cualquier resultado por mediocre que sea. Se apuntan el tanto de llenar hoteles en julio y agosto, se pasan el día limpiando la arena y se aplauden por el éxito que han tenido las fallas o la Semana Santa. Son incapaces de desarrollar nada que huela a gran ciudad o la capitalidad que se merece Gandia.

Por eso su política se basa en hablar de la legislatura del PP, mintiendo para que cale en la ciudadanía y poder seguir cobrando del cuento. Se ha pasado la legislatura hablando de «remanentes de tesorería» palabra comodín de los que no dicen nada, pero parece que saben de lo que hablan, «uns sabuts». Es muy triste ver como se está apagando Gandia. Por mucho que estos maestros del marketing vacío intenten disfrazar la realidad, activando a sus voceros, cabalgan sin control dejando suciedad y ruina. En 7 años no he visto un plan de futuro, un proyecto que ilusione o que tenga armonía, todo a salto de mata. En 7 años han vivido inaugurando y disfrutando de los logros del PP, esta es la única y triste verdad. Seguro que si contestan a este artículo lo volverán hacer con la deuda, pero nunca lo harán presentando proyectos o soluciones a los múltiples problemas que han generado en Gandia y no lo harán simple y llanamente porque no saben.

Compartir el artículo

stats