Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las niñas ya no quieren ser solo reinas

Las comisiones de Gandia siguen rompiendo barreras y costumbres e implantan, con una gran aceptación y sin mayor debate, la figura de presidenta infantil para dar más opciones a las niñas para disfrutar de la fiesta desde otra perspectiva

Elena Puchol, de Escola Pia, y el presidente, Jesús Chaveli. A la drecha Emma Arjona y Pedro González, de Benirredrà. Levante-EMV

En Pongamos que hablo de Madrid, canción que popularizó Joaquín Sabina, uno de los versos asegura que «las niñas ya no quieren ser princesas». Escrito en 1980 por Antonio Sánchez, este tema, y en concreto esta frase, reivindicaba los nuevos aires de modernidad que se empezaban a respirar especialmente en las grandes ciudades tras la caída del franquismo, especialmente en lo que respecta a las mujeres, que empezaban a reividcar un papel protagonista en la sociedad.

Marina Mendieta, junto al presidente de República Argentina y, a la derecha, Júlia Miñana, de la El·líptica.

Eso es, precisamente, lo que ya ha empezado a eclosionar en las Fallas de Gandia, donde este 2023 un total de cuatro comisiones tienen presidenta infantil. Hasta ahora habían sido casos aislados, algo muy extraordinario que apenas se había registrado en dos fallas de la ciudad y con siete años de diferencia.

Las niñas ya no quieren ser solo reinas

Escola Pia, Benirredrà, Plaça El·líptica y República Argentina son las cuatro comisiones que han nombrado presidentas infantiles. No es la primera vez en la capital de la comarca de la Safor que existe este cargo pero este 2023 se recordará como el primer ejercicio en el que más de una la tuvo.

Las niñas ya no quieren ser solo reinas

Las Fallas de Gandia, por tanto, siguen dando pasos para normalizar todo aquello que en la sociedad está más que superado, adaptándose a lo que demanda la sociedad cada vez con mayor ahínco.

Elena Puchol Sampedro, de 13 años, es el nombre de la niña que representará a la comisión infantil de la falla Escola Pia. Compartirá el cargo con Jesús Chaveli, el presidente de la entidad, quien explicaba ayer a Levante-EMV que «llevo ocho años al frente de la falla y me hacía ilusión que una niña ocupara el cargo», indicaba. Así, explica que «fue la niña la que, en cuanto se lo propuse, me dijo que sí, que aceptaba». Elena no lo dudó ni un momento y su familia apoyó su deseo sin ningún tipo de fisura. «La madre y el padre dijeron que lo que la niña quisiera, así que fue ella la que lo decidió», insistía Chaveli.

Esta misma falla fue la primera que introdujo el año pasado la figura de la Reina de la Diversitat, un cargo que repite también para este ejercicio 2023.

La comisión de Benirredrà eligió a Emma Arjona Garcia como presidenta infantil. La elección se produjo a través de «un cúmulo de circunstancias», según explica su presidente, Pedro González, que ha acabado por convertirse en el sueño cumplido de la pequeña. «Todo se cerró de forma muy rápida porque en el momento que lo propusimos en la comisión tuvo una acogida brutal entre los falleros y las falleras».

El presidente explica que el principal motivo por el que Emma decidió asumir el cargo es la gran amistad que la une a la Reina de la Falla Infantil, Aina Palma Sansaloni. «Fue una iniciativa suya que apoyó su familia», señala González.

En la comisión, prosigue, «se ha vivido como un proceso normal, como la elección de cualquier cargo que hemos llevado a cabo siempre en la falla», indicaba.

De ese modo, Emma, que el ejercicio pasado ostentó el cargo de Reina de la Festa infantil, ha hecho historia en su falla al convertirse en la primera niña en ser presidenta infantil.

La falla de la Plaça El·líptica, por su parte, eligió a Júlia Miñana Morant, de 12 años. Se puede decir que su llegada al puesto empezó a materializarse ya en el ejercicio anterior, el 2022, cuando fue acompañante de su amiga en la comisión, Teresa Grau Maza, que entonces era Reina del Foc, según explica Vicent Miñana, padre de la pequeña.

En este 2023 repetirán esa aventura pero ahora ostentando cada una de ellas los máximos cargos de la comisión infantil de la El·líptica. Vivirán, por tanto, un ejercicio mágico: Teresa, como Reina de la Falla infantil y Júlia como presidenta, y lo compartirán también con otra amiga, Olga Jaén, que ha sido elegida como Reina del Foc infantil para el actual ejercicio.

La El·líptica, por cierto, fue, en 2012, en 2012, la primera comisión de la ciudad de Gandia que contó con la figura de presidenta infantil. Hasta el 2019 no hubo otra, en este caso del Prado.

Renuncia de su hermano

En la República Argentina, la presidencia infantil la ostenta este ejercicio 2023 Marina Mendieta Castillo. El presidente de esta entidad, José Vicente Quiles, explicaba ayer que, en principio, era el hermano de la pequeña quien estaba llamado a ocupar el cargo. El niño, finalmente, decidió renunciar «y fue la propia niña la que se dirigió a la ejecutiva para decirnos que si no teníamos a nadie más ella estaba dispuesta a ser».

Fue, en principio, una propuesta, que se formalizó, según explica Quiles «el mismo día en que se iba a celebrar el nombramiento de las reinas. Vino Marina con su madre y se nos ocurrió preguntarle si quería ser presidenta, algo que Marina aceptó».

La niña ya fue reina de la falla hace unos años, cuando se celebraba el 50 aniversario y, como en el resto de casos, también le une una gran amistad con la Reina de la Falla Infantil de 2023, Aroa Quiles.

Compartir el artículo

stats