Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE se queda esperando a Compromís

Los nacionalistas rechazan la iniciativa pese a que el cabeza de lista socialista se ofreció dejar el acta de concejal

Los concejales del PSOE de Villalonga, con Liduvina Gil, ayer al registrar la fallida moción de censura. levante-emv

Los cinco concejales del PSPV-PSOE de Villalonga se han quedado esperando a los dos de Compromís para poder validar una moción de censura al alcalde de la localidad, Román Garrigós, del PP, una vez que los ediles nacionalistas abandonaran hace unos días el Gobierno local entre duras acusaciones tanto al alcalde como, especialmente, a la concejala de Personal, Alicia Gomis.

Según explicó ayer a este periódico el portavoz socialista, Enric Llorca, tras varios días de conversaciones en las que él mismo transmitió a los dos concejales de Compromís la propuesta de la moción de censura, la respuesta de los nacionalistas ha sido negativa. En una nota revelada ayer Compromís señala que «a diez meses de las elecciones no es el momento oportuno para plantear un nuevo gobierno, por muy disgustados que estemos con la gestión del área de Personal».

La propuesta socialista incluía la renuncia de Llorca, exalcalde de la localidad, que habría dejado la Corporación municipal inmediatamente después del cambio de alcaldía. El cargo de primera autoridad local, como así figura en el documento, habría recaído en la número dos de la lista socialista, Mari Carmen Seguí.

Comprobada la negativa de Compromís, los concejales socialistas quisieron escenificar ayer el gesto político de la censura al Gobierno local y llevaron al Registro Municipal la moción de censura, pero, como era de esperar, la secretaria de la corporación trasladó inmediatamente un escrito en el que informaba que no se podía tramitar porque el número de firmantes, cinco, no alcanzaba la mayoría absoluta. Efectivamente el PSOE tiene cinco ediles y se requería al menos un apoyo más que, pese a la insistencia, no se pudo encontrar en ninguno de los ediles de Compromís.

A las puertas del ayuntamiento Enric Llorca señaló que, pese a esta situación, los socialistas de Villalonga «mantenemos las puertas abiertas» para abrir un proceso de sustitución del alcalde, si bien reconocía las escasísimas posibilidades de que Compromís reconsidere su propuesta en los próximos días.

Los argumentos para la moción han sobrevolado en los debates de los últimos plenos. «Nefasta gestión de Personal» que genera «malestar entre los trabajadores municipales», falta de mantenimiento de los servicios públicos, «actitud antidemocrática del alcalde, que nos impide el acceso a la información y documentación», e incluso el hecho de que, según los socialistas, el ayuntamiento esté actuando con ánimo recaudatorio en la imposición de multas por parte de la Policía Local. A todo ello, se une, siempre según el documento registrado ayer, la falta de respuesta a las quejas de muchos vecinos o la falta de inversiones que genera «la paralización de la vida social en nuestro pueblo». En definitiva, el cambio en la alcaldía se defiende para afrontar políticas «que vayan en el interés general del municipio».

Respaldo comarcal y provincial

Enric Llorca, que ayer estuvo respaldado en Villalonga por la secretaria comarcal del PSPV-PSOE, Liduvina Gil, indicó que el objetivo de esta moción de censura era recuperar el Pacte del Botànic que socialistas y Compromís alcanzaron tras las últimas elecciones para gobernar conjuntamente allí donde las dos fuerzas políticas sumaran la suficiente mayoría. Llorca, además, dijo que, de mantenerse en su actual posición, «se demostrará que en las próximas elecciones municipales votar a Compromís es igual que votar al PP o a Fer Poble», los dos partidos que se han quedado solos en el Gobierno local de Villalonga.

Vicent Mascarell, secretario de Organización del PSPV de la provincial, también trasladó ayer su apoyó esta iniciativa y, como dijeron Llorca y Gil, instó a Compromís «a que de manera inmediata arbitren y den las instrucciones pertinentes para que los concejales den su apoyo a esta moción que se inspira en el espíritu del Botànic».

Compartir el artículo

stats